T— Frases del Refranero Popular

Frases del refranero popular ordenadas alfabéticamente. Refranes de la A a la Z. Letra T. [Aquí puedes encontrar más artículos sobre refranes.]


 
 
En las muchas sentencias de nuestro Refranero Popular encontramos grandes lecciones para la vida y también explicaciones de por qué ciertas cosas las hacemos y las decimos de una determinada manera. En este ciclo, en el que vamos repasando refranes siguiendo el orden de las letras del abecedario, llegamos a la letra T. Te invito a leer las entregas anteriores, correspondientes a las letras A, B, C, D, E, F, G, H, I, J, L , M, N,O, P, Q, R y S.
 
 

Refranes con la letra T

Esta frase suele utilizarse para expresar la forma de mimetizarse de dos personas. Suele tener que ver con la forma en la que virtudes y defectos entre dos personas se asemejan y las vuelven compatibles. A veces dichas semejanzas tienen que ver con un lazo de familia; para estos casos existe una forma más extensa de expresarlo: «de tal palo tal astilla».

Esta frase se utiliza para expresar que alguien de tanto insistirle a otra persona ha terminado ofuscándola y no sólo no ha conseguido lo que esperaba de ella sino que encima ha provocado un contratiempo. El origen de la frase viene del viejo uso de estos recipientes: los cántaros eran vasijas de barro que se utilizaban en la antigüedad para llevar agua desde la fuente hasta las casas. Lo normal era que con el propio uso tarde o temprano se desgastaran y se rompieran. La forma completa de esta frase, de hecho, es «tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe»; pero generalmente se dice de forma elíptica, dándose a entender esa última parte.

Este refrán se usa para dejar en evidencia a alguien que se ha sentido molesto por algo que se ha dicho sin que se estuviera hablando de él porque la situación le ha hecho ruido, quizá porque él mismo no está de acuerdo con una actitud relacionada que tuvo. Antiguamente la frase completa era «el que tiene cola de paja no debe acercarse al fuego»; a lo largo de la historia la frase ha sufrido transformaciones pero su sentido se ha mantenido.

Esta frase es más común en entornos rurales, no obstante, teniendo en cuenta las migraciones del campo a la ciudad, también es común oírla en entornos urbanos. El significado es estar en apuros, estar siendo acosado por una persona o una situación. Se suele utilizar cuando nos hemos comprometido a hacer algo y las cosas no han salido como esperábamos, y no sabemos cómo enfrentar el tener que expresar la realidad a la persona con la cual hemos llegado al acuerdo.


Este refrán se usa para expresar que alguien cuenta con un carácter duro, difícil de soportar. Se suele utilizar como advertencia a aquellos que se le acercan para evitarles un mal trago.

Esta otra frase se utiliza para referirse a alguien a quien le cuesta mucho gastar su dinero. Se dice que es «agarrado» o «avaro». El sentido es que la razón por la cual no puede meter la mano en el bolsillo para sacar dinero es que lleva un cocodrilo capaz de quitarle la mano. Una frase que se ha mantenido con el paso del tiempo y que resulta un tanto graciosa.

Terminamos con esta frase que sirve para referirse a una persona que es muy buena gente. Tener corazón es ya de por sí ser una buena persona, pero si encima decimos que es un corazón de oro, es porque merece la pena destacarse y cuidarse. Seguramente es una frase que podremos decir muy pocas veces en la vida. Así que ya sabes, si te encuentras con una persona con un corazón de oro, ¡cuídala!



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.