G— Frases del Refranero Popular

Frases del refranero popular ordenadas alfabéticamente. Refranes de la A a la Z. Letra G. [Aquí puedes encontrar más artículos sobre refranes.]

El refranero popular reúne una gran cantidad de sentencias y consejos que pueden servirnos para vivir mejor. Además cuenta con premisas que explican el funcionamiento de la vida en la naturaleza estableciendo conexiones entre los cambios climáticos y la convivencia y otros asuntos semejantes. En esta nueva etapa que estamos llevando a cabo en el ciclo sobre refranes, reunimos frases en torno a una letra, siguiendo el orden de nuestro alfabeto. Hoy nos tocan refranes con la letra G. Puedes ver otros refranes de las letras A, B y C, D, E y F.

 

Refranes con la letra G

Así denomina nuestro refranero a aquellos problemas o molestias que surgen por realizar una determinada actividad. Relacionados con el empleo que se tiene o la profesión. Su origen está relacionado con un uso muy antiguo del término «gaje». Así se denominaba a la paga que se recibía por una determinada actividad, que generalmente no era muy buena. Con el tiempo se fue deformando hasta devenir en la que conocemos relacionado con lo extra de una actividad que nos gusta, porque en la vida no todo es color de rosas.

Este refrán tiene su origen en el Río de la Plata. El chimango es una ave rapaz que habita en el continente Sudamericano y que se alimenta de carroña. Intentar alimentarse de estas aves es una idea poco recomendable puesto que su carne es dura y tiene un sabor agrio muy intenso. Gastar pólvora en estas aves es desperdiciarla porque no podremos alimentarnos de ella. Con el tiempo este refrán devino otro sentido: no perder el tiempo con gente que no va a cambiar de parecer o con la que no vamos a conseguir entendernos. Se dice que alguien gasta pólvora en chimangos cuando discute sin cesar con otra persona por el asunto que sea, intentando hacerla cambiar de parecer, cuando todos saben que esto no es posible, y que será tiempo y esfuerzo desperdiciado.

Este refrán es parecido al anterior. Alguien gasta saliva inútilmente cuando intenta convencer a alguien de algo que no le presta atención o que no hará lo que le dice. Hablar inútilmente.

Este refrán tiene su cuota de humor: un gato que lleve un par de guantes en las manos difícilmente pueda atrapar un ratón puesto que no podrá utilizar adecuadamente sus habilidades (patas y garras). La frase se utiliza para advertirnos de la importancia de prepararnos adecuadamente para la ocasión, para la labor que debemos realizar. Si no nos enfocamos correctamente, fracasaremos en nuestro esfuerzo.

Se llamaba gato a una especie de bolsa que se utilizaba para guardar dinero oculto entre las ropas. Se comenzó a utilizar para denunciar a aquellos que escondían el dinero para no tener que pagar los impuestos. Con el tiempo comenzó a usarse para denominar a alguien que parece tener intenciones ocultas detrás de una actitud aparentemente inofensiva.

Esta frase se utiliza para expresar que ciertas características que traemos de nacimiento seguirán con nosotros hasta la muerte. Es decir, una de las cosas más difíciles de conseguir en la vida es una transformación del carácter.

Este refrán invita a centrarse en las capacidades que tienen algunas personas para enfrentarse a determinadas situaciones y superarlas. Salir bien parados de ellas. Así que, no importa cuántos defectos tengas, lo importante es que sepas seguir adelante a pesar de todo.

Y el último refrán con la letra G. En este caso se nos advierte del peligro que suponen aquellas personas que no se pronuncian delante de los otros respecto a un tema, como los espías, igual sean capaces de traernos muchos problemas. Ante este tipo de personas, mejor ser precavidos y hablar lo justo.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.