Q— Frases del Refranero Popular

Frases del refranero popular ordenadas alfabéticamente. Refranes de la A a la Z. Letra Q. [Aquí puedes encontrar más artículos sobre refranes.]

Nuestro Refranero Popular reúne una serie de consejos y enseñanzas que, de ponerlos en práctica, podrían volver más sencilla nuestra vida. Asimismo, en él encontramos explicaciones para tradiciones que muchas veces no entendemos. Si a esto le sumamos el carácter de literario y de fábula que lo caracteriza, podemos decir que es un contenido maravilloso que enriquece nuestra vida y al que nos conviene regresar de vez en cuando.
Continúo con esta serie de artículos en torno a los refranes, escogiendo algunos de los más llamativas y teniendo en cuenta el orden de nuestro abecedario. Hemos llegado a refranes que comienzan con la letra Q.
Si te has perdido las entregas anteriores; puedes leer aquí refranes con la letra A, B y C, D, E, F, G, H, I y J, L , M y N y O.

 

Refranes con la letra Q

Esta frase de tipo onomatopéyico se utiliza para expresar que una persona habla demasiado y sin sentido. En general se usa para criticar el comportamiento de una persona que no quiere entrar en razones sobre un determinado asunto y formula toda clase de evasivas y argumentos perífericos para no hablar sobre las cuestiones importantes.

Este dicho parece haberse originado hace mucho tiempo en León en casa de una familia judía conversa. La mujer, llamada Catalina, amaba el arroz y parece que lo comía a todas horas de muy variadas formas. En determinado momento cayó gravemente enferma y su marido, viendo que ella no aceptaba ningún tipo de alimentos decidió ofrecerle arroz y junto al resto de la familia comenzaron a corear para animar a la enferma «¡Que si quieres arroz, Catalina! ¡Que si quieres arroz, Catalina!» Pero Catalina, que estaba ya muy enferma, ni siquiera aceptó su comida favorita, y falleció a los pocos días. Partiendo de esta anécdota la frase se utiliza para referirse a aquellas empresas imposibles, es decir, para darles ánimos a quienes deben afrontarlas.

Esta otra frase que comienza con la letra Q hace referencia a los olvidos a los que somos propensos en las conversaciones: aquellas cosas que nos quedan en la cabeza, olvidamos poner en palabras y que más tarde recordamos cuando nuestro interlocutor ya se ha ido. La referencia al tintero, ese recipiente en el que se colocaba la tinta y en el que se metía la pluma para tomarla y poder escribir, podría tener que ver con la tinta que queda en el recipiente y no llega al papel en forma de palabra. Una expresión bien bonita donde la asociación podría ser: el tintero nuestra mente, y la tinta las ideas. Las que se quedan en el tintero nunca llegan a tocar el exterior.

Esta frase se utiliza para expresar que alguien ha conseguido quedarse con todo, dejando a los demás sin sus beneficios. A veces se usa para criticar a una persona que nos ha hecho una jugarreta y ha conseguido engañarnos quedándose con bienes o contactos que deseábamos para nosotros.

Esta frase es muy común en el lenguaje estudiantil. Sirve para expresar que hemos dedicado muchísimo tiempo a leer o estudiar y que tanto hemos usado el cerebro y nuestros ojos que se nos ha chamuscado el pelo. Es una forma graciosa de referirse a lo extenuados que nos ha dejado el esfuerzo.

Descubrirse la cabeza frente a otra persona significa que la respetamos. Antiguamente, el sombrero es una prenda que se utilizaba a diario y alguien se la quitaba en un gesto de respeto a quien tenía delante. Tener el sombrero puesto en determinadas situaciones se consideraba un gesto ordinario, de mala educación. Con el tiempo, aunque el uso de esta prenda se volvió cada vez más raro, permaneció la expresión. Se utiliza para decir que admiramos profundamente a alguien por algo que ha hecho o en general porque su comportamiento nos produce respeto, orgullo o admiración.

Comentarios5

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    QUIEN NO COMPRENDE UNA MIRADA TAMPOCO COMPRENDERÁ UNA LARGA EXPLICACIÓN.,
    PROVERBIO ÁRABE: Que el que no sabe observar y poner atención no entenderá explicaciones. / Si no pone atención, ni ve, nunca comprenderá el sentido de la vida ni una explicación./ Esto nos indica que quién no comprende los sentimientos, emociones y actitudes de otros, tampoco entenderá con palabras alguna situación.

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    Quien cava un agujero para su prójimo, puede caer en él - Proverbio ruso.

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    DICHO MEXICANO:
    "Que linda tu casa buey, me gustan mucho esas ventanas redondas"

    REFIRIENDOSE A LA NOVIA AJENA

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    Quien mucho vino bebe, a sí se daña y a los otros hiere.

  • oscar perdomo marin

    Quien mucho abarca, poco aprieta.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.