O— Frases del Refranero Popular

Frases del refranero popular ordenadas alfabéticamente. Refranes de la A a la Z. Letra O. [Aquí puedes encontrar más artículos sobre refranes.]


Volvemos con otro capítulo de nuestro Refranero Popular. En este ciclo vamos reuniendo algunas de las premisas más populares de nuestra tradición ordenándolas de forma alfabética. Debemos tener presente que estas frases tienen un sentido: ayudarnos a vivir mejor o entender por qué en la vida existen ciertos comportamientos que a veces no entendemos. Si nos dejamos guiar por estas frases o las usamos como antiejemplo, seguramente podremos ordenar nuestra vida y vivir mejor. En esta nueva entrada de nuestros refranes, nos tocan aquellas frases que comienzan con la letra O. Si te has perdido las entregas anteriores; puedes leer aquí refranes con la letra A, B y C, D, E, F, G, H, I y J, L , M y N.

 

Refranes con la letra O

En este refrán se nos enseña que una buena actitud en la vida es demostrar los sentimientos en lugar de estar pregonándolos a los cuatro vientos. Que a la larga las cosas que se demuestran tienen mayor veracidad que las que se dicen. Lo cual significa que no hay mejor forma para confesarle nuestro amor o nuestro respeto a alguien que a través de las obras.

Este refrán se utiliza muchas veces como excusa, para expresar que no importa lo que se ha hecho, incluso si se ha dañado a alguien, mientras la persona afectada no se de cuenta. Así, si la víctima no ve lo que hemos hecho, entonces nuestros actos no le afectarán. Es de alguna forma, una manera de cubrirse las espaldas, como si el hecho de que la otra persona no se demuestre afectada quite importancia a nuestras acciones. Existe otro refrán parecido pero con sentido diferente. Es:

En este caso, la idea es que la persona que no ve o no presta atención se muestra muy generosa y los demás se aprovechan de ella. Esta frase suele usarse para reprender a alguien que se demuestra despreocupado del dinero y que no tiene problema en invitar a los demás, y éstos se aprovechan. Quien usa esta frase intentará que el damnificado se de cuenta de lo que esté sucediendo y evite que se sigan aprovechando de él.

Este es un refrán muy antiguo y popular que hace referencia a las condiciones de la vida y el karma. La venganza siempre está dispuesta a servirse y aquel que haga algo negativo debe estar dispuesto a aceptar que algún día las cosas se vuelvan en su contra. Este refrán fue modificado por la religión cristiana, que invitaba a poner la otra mejilla en lugar de vengarse; no obstante, el sentido común todavía se ata a la venganza, y nos conviene hacerle caso.

Este otro refrán con la letra O es una advertencia. Que cada uno trabaje en lo que sabe porque si nos metemos en oficios desconocidos probablemente terminaremos gastando más dinero del que ganaremos.

En este caso estamos ante una frase basada en una norma culinaria: la comida que no se sale mientras se está preparando nunca quedará lo suficientemente sabrosa, y se usa para expresar que es muy importante hacer las cosas con calma y a su debido tiempo para tener buenos resultados.

Este otro refrán es una invitación a mirar por el bien común. De alguna forma se nos dice que cuando todos nos ponemos de acuerdo las cosas pueden salir bien, de lo contrario, cada uno hace la suya y reina el caos. Es una frase que suelen decirles las madres y los padres a los hijos para que se mantengan unidos y no se desbarajuste el orden familiar.

Y en este otro se nos recuerda que empezar siempre es haber hecho algo y estar más cerca del final. Quizá es una frase poco común pero bien válida y útil si deseamos animar a alguien que ve su trabajo cuesta arriba para que no abandone porque siempre es mejor estar caminando que permanecer inmóvil soñando con algo mejor.

Comentarios1

  • p6g5n

    Es otro dicho popular, aunque algunos cambian el inicio y sería :
    "Oídos sordos a palabras necias".

    Y al contrario: "A palabras necias, oídos sordos".
    Saludos.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.