H— Frases del Refranero Popular

Frases del refranero popular ordenadas alfabéticamente. Refranes de la A a la Z. Letra H. [Aquí puedes encontrar más artículos sobre refranes.]

En el refranero popular encontramos una variedad descomunal de sentencias que se construyen en forma de consejos y advertencias, y cuya función es ayudarnos a vivir mejor, tomar mejores decisiones y disfrutar más de esta corta vida. En esta nueva etapa que estamos realizando vinculada a nuestros dichos y refranes, vamos citando aquellas frases que nos parecen interesantes siguiendo el orden alfabético de nuestras letras. Hoy nos toca avanzar sobre refranes que comienzan con la letra H. Ya hemos pasado por las letras A, B y C, D, E, F y G.

 

Refranes con la letra H

Este refrán hace referencia al inexorable paso del tiempo, a los cambios que viven las personas y las relaciones y a lo poco que podemos hacer para cambiar esto. El agua, que pasa por debajo de los puentes desde hace miles de años y que parece siempre la misma sin serlo, se compara con las experiencias acumuladas en la vida. A simple vista el agua no cambia, pero el puente sí, se muestra más gastado y es imposible que no demuestre los cambios que ha provocado en él los azotes de las olas y el paso del tiempo.

Este refrán se refiere a la importancia de darle a la comunicación la relevancia que se merece. Que si nos tranquilizamos y tratemos de escuchar y hablar con calma, seguro que sabremos entendernos mejor que gritando o llegando a la violencia. La palabra evita que los conflictos lleguen a situaciones extremas.

Y aquí otro refrán relacionado con la comunicación. Hace referencia a la importancia de inclinarnos por un uso correcto del idioma, sin caer en vulgaridades puesto que el mismo esfuerzo causa comunicarse correcta e incorrectamente pero los resultados pueden ser mucho mejores si nuestro lenguaje es claro e inofensivo.

Y hablando de comunicación, tampoco puede faltar esta otra sentencia. La misma se usa para referirse a alguien que tiene una gran facilidad para hablar y que, generalmente no puede dejar de hacerlo, llegando a resultar incómodo. Es decir, una persona que habla demasiado y sin sentido. ¿Por qué se dice que habla por los codos? Porque las personas verborrágicas, suelen también utilizar el cuerpo para acompañar su lenguaje, y mueven mucho los codos y los brazos.

Este otro refrán con la letra H tiene como objetivo incentivar al trato cordial y a llevarse bien con los demás. Su origen está vinculado a la receta de un plato llamado «Migas», donde se pica muy pequeñito el pan y se humedece hasta formar una pasta que se rehoga en aceite con especias y condimento; la miga utilizada generalmente proviene de restos de pan de diversos tipos y sin embargo al humedecerse se une sin ningún problema. Así, hacer buenas amigas es un dicho que nos invita a llevarnos bien con los demás pudiendo dejar a un lado las diferencias y crear un lazo que esté por encima de todo.

Esta otra expresión se utiliza para referirse a alguien que se aleja del resto del grupo y hace la suya: que arma campamento en una zona aislada. La expresión deviene del ámbito militar. El rancho es un plato típico de el entorno militar que se compone de trozos de carne y verdura cocidos en una gran cazuela: muy nutritivo y, a la vez, ideal para días de invierno. Cuando se servía el almuerzo se decía que alguien «hacía rancho aparte» porque decidía comer alejado del resto de sus compañeros.

Antiguamente; antes de los productos envasados, los que producían harina la ponían en grandes sacos que recibían el nombre de costal. De este modo, podían separar los diversos tipos de harina y distribuirlos para su venta. Se utiliza esta expresión, por tanto, para establecer una distancia entre dos cosas, para expresar que se está hablando de temas distintos o expresar algo similar. Si se desea diferenciar claramente entre dos temas, esta expresión puede ser muy útil.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.