Estaciones de paso, de Almudena Grandes

La elección de un libro, por lo general, está condicionada por recomendaciones de amigos y familiares, la repercusión internacional de la obra o el deseo de conocer la oferta literaria más reciente. Sin embargo, existe una alternativa que no muchos ponen en práctica pero que puede resultar apasionante y movilizador: la de apostar por una publicación sin haber evaluado su trama ni buscado referencias sobre quien la firma.

Estaciones de pasoSi se animan a vivir esa experiencia, intenten no averiguar el contenido de “Estaciones de paso”, el texto presentado en esta oportunidad, y limítense a saber que se trata de una opción de lectura que tiene como creadora a la escritora española Almudena Grandes.

De no querer correr riesgos y preferir evitar invertir tiempo y dinero en una obra de la cual desconocen su argumento y, por lo tanto, no saben si les resultará atractiva, entonces continúen atentos a este artículo ya que aquí encontrarán datos útiles sobre este libro lanzado en 2005.

“Estaciones de paso” es un material inspirado en personajes adolescentes que, enfrentados a circunstancias que los ponen a prueba, hallan el camino para madurar y adquirir la fortaleza del mundo adulto.

Al recorrer sus páginas, uno encuentra historias de coraje y audacia, y de aprietos familiares, pero también descubre relatos marcados por el amor, los sentimientos, la educación y la sabiduría.

En “Estaciones de paso”, la también responsable de títulos como “Malena es un nombre de tango”, “Atlas de geografía humana” y “El corazón helado” ha logrado plasmar con originalidad y maestría narrativa un universo juvenil cuyos integrantes, pese a estar desorientados y algo aturdidos, están dispuestos a salir adelante y enfrentar el mundo que les toca vivir.

Ahora que tomaron conocimiento del contenido de “Estaciones de paso”, tal vez les entusiasme la idea de conseguir un ejemplar de este libro que forma parte de la prolífica producción literaria de Almudena Grandes.

Comentarios1

  • grettell

    Me resulta atractivo dicho título, y eso se debe en su totalidad a la manera en que ha desarrollado vuestro artículo. Me fascina desde el primer parrafo, cierto que no siempre apostamos a lo desconocido, cierto que nos confiamos de las referencias que recibimos de nuestros familiares, amigos o de los medios. Aún así la lectura se torna subjetiva y las sentencias pueden ir de un nivel a otro en todas las escalas, no todo es siempre tan homogeneo.

    (Uno puede pasar por una librería y reparar por accidente en algún título de algún autor del que no ha escuchado jamás, ojear la primer página y quedar atrapado... de este modo el éxito comercial es algo accidental. Por mi parte intentaré conseguir un ejemplar de "Estaciones de paso", debido a usted)

    Y luego... el salto en el que, finalmente, convoca al argumento de la obra presentada; en pocas palabras es genial.

    De verdad, me pareció uno de los mejores post que he leído en esta página.

    Muchas gracias



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.