Resumen de la Feria del Libro de Madrid 2015 (#FLM15)

Resumen de la Feria del Libro de Madrid 2015 (#FLM15)La Feria del Libro de Madrid ha bajado la persiana ayer; despidiendo así otro año de encuentro entre lectores, autores, libreros y aficionados al mundo del libro. ¿Sentirán el peso del fracaso aquellos libros que retornarán a las estanterías de las firmes librerías después de haber pasado por el Paseo de Coches? ‘¿Qué tienen ellos que no tenga yo?‘ ¿Se ensartarán como los humanos en esos estúpidos divagues en torno a la calidad y a los méritos o simplemente volverán allí y harán, como en aquel corto de Los libros voladores lo que siempre han hecho: disfrutar cuando nadie los ve? Igual hasta han tenido suerte que no los hayamos comprado.

La #FLM llega a su fin y , como era de esperarse, todos los que hayamos participado en ella tenemos que hacer cuentas, revisar qué nos llevamos y qué cosas debemos mejorar para la próxima: los humanos nos detenemos en esas cosas porque creemos que es la única forma de avanzar, quizás lo sea. Así que, en eso estoy también yo, intentando revisar el contenido publicado estos días y haciendo un resumen de nuestra primera participación en la Feria del Libro de Madrid. Desde ya, los comentarios están para algo: cualquier sugerencia que deseen hacerme es más que bienvenida.

La Feria del Libro de Madrid es un evento que se presta para la reunión, para conocer a gente maravillosa que trabaja a pulso por la literatura, que se resiste a creer que el mundo de los libros está muerto, y para llevarnos elegantes preciosuras que nos acompañarán el resto del año. Mi visita a la feria podría reducirse a numerosos paseos por las casetas, algunas entrevistas y la adquisición de algunos libritos de los que les hablaré muy pronto; y parece poco comparado con lo mucho que se me ha agrandado la ilusión y la pasión por este universo de letras.

Ha sido nuestra primera vez en la #FLM pero creo que no será la última. Espero que la próxima podamos hacerlo mejor: ya estamos pensando en ello, revisando nuestro trabajo y planteándonos nuevas metas para elaborar y poner en práctica el próximo año.

La feria comenzó con una fantástica inauguración a cargo de Dolores Redondo quien habló sobre la importancia de crear nuevas estrategias para difundir la lectura y mimar a los lectores. Una presentación que también dio lugar para conversar acerca de su obra, y de los motores de su escritura. A partir de ese momento, la feria abrió sus alas y nos regaló numerosos instantes de placer y de encuentros amigables.

Resumen de la Feria del Libro de Madrid 2015 (#FLM15)

Presentaciones de libros

Es difícil pensar en una feria del libro sin plantearse el participar de alguna presentación: esa primera vez en que un libro nos mira y nos cuenta sus razones para que nos acerquemos a él. En esta oportunidad hemos participado de dos presentaciones, de dos obras de diferentes géneros literarios: un poemario y una novela.

La primera de ellas fue la de «García» el último poemario de Pablo García Casado que tuvo lugar en la Casa el Libro de Madrid el 28 de junio. Antonio Lucas detalló con inteligencia y buen gusto lo que podemos encontrarnos en este libro, del que les hablaremos prontito. Redacté una crónica hace unos días donde pueden conocer los detalles de este acto; también pueden escuchar uno de los poemas en la propia voz del autor.

La segunda presentación en la que hemos estado fue la de «En el lado sombrío del jardín», la primera novela de Eva Losada Casanova que ha visto la luz a través de la editorial El Funambulista. En este caso fue un acto peculiar que consistió en una mesa redonda en la que se dialogó en torno a la locura y la escritura y las diferentes formas de canalizar la duplicidad de la que todos estamos hechos a través del arte. Un acto interesante del que también hemos dejado constancia.

Entre otros actos que desearía recordar, destaco el homenaje que se hizo a Teresa de Jesús y a la lectura. Y la exposición sobre Roberto Bolaño que continúa estando abierta en Mataderos; pienso que es una buena oportunidad para descubrir lo que Bolaño es y renovar los deseos de leerlo.

Resumen de la Feria del Libro de Madrid 2015 (#FLM15)

Instantes y casetas

La #FLM me sorprendió por su carácter espontaneo y vívido. Libros al sol, al aire, libreros en la plaza, escritores firmando mientras se sofocan de calor. ¿Qué es la vida sin esos instantes incómodos en los que tenemos conciencia de nuestro cuerpo, de sus necesidades (hambre, sueño, cansancio, calor)? Por eso, la experiencia fue rotundamente positiva y abogo porque pronto todas las ferias sean así: al aire libre (había escrito libro). Aire libro sería una buena forma de llamar a este ambiente abierto y sencillo en el que el libro es protagonista.

Casetas imprescindibles para visitar en la #FLM, se tituló uno de los artículos que escribí la semana pasada. En dicho texto les recomendaba posar la mirada en editoriales realmente relevantes del panorama literario actual y citaba a Páginas de espuma, Pre-textos y Cuadernos del Vigía. Las dos primeras ya las conocemos de sobra ya que solemos reseñar sus libros y porque no hay nadie que sea apasionado del cuento o la poesía, respectivamente, que las ignore. Sobre la segunda prometo escribir muy pronto, una editorial enfocada en promover la literatura aforística y que me ha gustado muchísimo. No obstante, hay muchas otras que han estado presentes y que se merecen nuestra atención; me vienen a la cabeza algunas de ellas: Renacimiento, El Funambulista, Galaxia Gutenberg, Rialp y Luciérnaga. ¡No las pierdan de vista!

También quiero destacar la presencia de editoriales peculiares, como Ediciones Patrimonio, donde me encontré con una copia idéntica del cancionero de Juana I de Castilla: un pequeño tesoro cuya textura se quedó pegada a mis manos.

Resumen de la Feria del Libro de Madrid 2015 (#FLM15)

Conversaciones luminosas

Entrevistar a Antonio Lucas en un café precioso junto al círculo de Bellas Artes, a metros de la puerta de Alcalá (¡qué bonita es Madrid!, por cierto). Una charla extensísima que hacía tiempo tenía ganas de tener con uno de mis referentes en el periodismo y en la poesía, que compartí con ustedes en dos partes la semana pasada (al terminar la primera parte deben cliquear en «continuar leyendo»). Sin duda, fue éste uno de los momentos más especiales de esta aventura literaria.

Conversar con Clara Obligado a quien finalmente le pongo cara; y ella a mí, que me hacía morocha o con cara de perro (la foto de mi perfil está iluminada por el rostro de Lula, que es más fotogénica y bonica que yo, aunque no es morocha). Esta fue una linda conversación al pie de la caseta. Por dentro, lo sé, Clara quería matarme, ¿a quién se le ocurre pedir una entrevista después de las firmas? Siento que mi osadía sea a veces más fuerte que mi timidez o mi consideración. Pero gracias a ello, tenemos esta bonita entrevista con la autora de «La muerte juega a los dados».

Y estas minicharlas en la feria del libro no podían dejar afuera a mi admiradísimo Andrés Neuman, que ya debe odiarme por ser tan cansina, tan acosadora… Pero, por alguna razón, la paciencia de Andrés es similar a su capacidad para enfrentarse al lenguaje, así que, a último momento me ofreció un ratito para conversar sobre la reescritura, un tema que me interesa muchísimo. Leer a Andrés a dos orillas es una de las mejores formas de acercarse a su escritura. No sólo me refiero a libros publicados en España y en Argentina, sino a reediciones de libros escritos en esta playa (la de un Andrés con experiencia y un manejo seguro de las palabras) y la otra (la del joven Neuman que comenzó a publicar). Aquí está nuestra pequeña charla.

Resumen de la Feria del Libro de Madrid 2015 (#FLM15)

 

 

Pícnic en el césped

Y no quiero cerrar este artículo sin dedicar un ratito para recordar el pícnic al que me invitó Juan Casamayor, de Páginas de Espuma. Casamayor es un editor que sabe lo que hace y que cada vez deja más en evidencia su pasión por la buena literatura. Que alguien como él, con la relevancia que su trabajo tiene en el mundo de la literatura, sea tan sencillo y tan querible y se detenga a mirar nuestro trabajo, lo valore y nos premie por ello, es uno de los mejores regalos que nos llevamos de esta feria. Por supuesto, no ha faltado la oportunidad de hacernos con uno de sus libros, «El canon de la poesía» de Harold Bloom del que ya les contaremos.

Gracias a Casamayor participé de un pícnic inolvidable rodeada de nombres fantásticos de la literatura hispanoamericana: Eloy Tizón, Andrés Neuman, Miguel Ángel Arcas Gómez, Ronaldo Menéndez, Rocío Tizón, Almudena Sánchez… Y otras personas apasionadas de la literatura y de los libros como Carmen Córdoba, Natalia Alonso… Personas llenas de vida, con ganas de respirar libros y de sentir el pulso de los instantes que hicieron posible una recarga de energía y reavivaron en mí el fuego de la pasión por las letras.

Terminar la feria y llevarte libros, amigos, experiencias, frases dando vuelta en tu cabeza, paisajes urbanos es una fabulosa forma de cargar pilas para seguir trabajando en pos de la difusión de las letras. ¡Que vivan las ferias del libro! ¡Que vivan Madrid y sus libreros! Ya la estoy echando de menos…

Como broche de oro les dejo una foto de Andrés Neuman y Juan Casamayor: una dupla fantástica que el mundo de la literatura tiene la suerte de tener de su lado. ¡Hasta el año que viene #FLM!

Resumen de la Feria del Libro de Madrid 2015 (#FLM15)

Comentarios1

  • Rapsodico

    Que historias tan coquetas nos cuentas, Tes. También yo estuve paseando por las casetas y me llevé "mis tesoros" jijiji, que espero disfrutar con la llegada del verano un mayor tiempo libre para dedicar a la lectura y la escritura. Al igual que tú, también espero volver a pasear y a firmar, por qué no? ;)
    Seguro que en los planteamientos de ambos, habrá lugar para una cerveza compartida en la Feria del Libro de Madrid. Un abrazo, amiga Tes.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.