Refranes sobre las dificultades de la vida

A lo largo del ciclo sobre nuestro refranero popular vamos repasando frases que tienen alguna relación entre sí, para ordenarlas y recordarlas. Hemos revisado en entregas anteriores refranes sobre animales, frutas, árboles, oficios, y sobre la buena y la mala suerte y situaciones con referencias náuticas. ¡Seguimos indagando en este nuevo artículo!


 
 
 
 

Muchas de las sentencias del refranero popular se encuentran relacionadas con las dificultades para vivir que experimentamos algunas personas; quizá por esa sensibilidad extrema que nos impide dejar pasar cosas que para otras personas carecen de importancia.

Repasamos hoy, entonces algunos refranes en torno a las dificultades de la vida.
 
 
 
 

Fortaleza ante las dificultades

Algunos de los refranes más populares nos invitan a estar despiertos y a poner todo de nosotros cuando las cosas comienzan a ir del modo contrario al esperado para salir de ellas con valor. Tenemos así frases como ésta:

El significado de esta frase es que para superar las dificultades de la vida es primordial que nos esforcemos, que pongamos de nuestra parte para torcer las cosas a nuestro favor.

Otro refrán relacionado con nuestro empeño por mejorar nuestra situación es el siguiente:

El cual nos recuerda que si sabemos mirar nuestra situación posiblemente seamos capaces de sacar algo provechoso de esta experiencia desagradable que estamos atravesando; porque muchas veces, algunas cosas negativas traen anexadas experiencia positivas.

Aunque de una forma retorcida, este refrán puede estar relacionado con el siguiente, que nos habla negativamente de aquellas personas que disfrutan de las desventuras de otras personas sólo por el hecho de que no han sido ellas mismas las perjudicadas. Así lo leemos en el siguiente refrán:

No siempre es la mala suerte lo que atrae los males

Muchas veces pensamos que no tenemos suerte y que por eso las cosas nos salen mal; sin embargo, las cosas a veces son más sencillas de lo que parecen. Por tanto, si queremos mejorar nuestra vida y apuntalar buenas oportunidades sólo tenemos que estar más despiertos y, sobre todo, saber en quién confiar nuestro tiempo y por qué. Asimismo, si llevamos una vida caótica y no cuidamos nuestras relaciones, posiblemente terminemos solos y frustrados. Y así nos lo recuerdan frases como ésta:

Generalmente cuando algo no funciona correctamente comienza a desarrollarse una larga cadena de hechos enlazados y perjudiciales que pueden poner en peligro nuestra estabilidad. Y así nos lo recuerda este refrán, donde se nos avisa que si vamos por un camino malo, probablemente las cosas terminen peor de lo que creemos.

Y si hemos cometido algún error mejor reconocerlo a tiempo y pedir disculpas que intentar zafar; puesto que tarde o temprano tendremos que rendir cuentas y llegado el momento es posible que las consecuencias sean menos agradables que asumir los errores a tiempo; tal como nos lo recuerda esta frase:

Por último, no debemos olvidarnos de que hoy es el día que tenemos para mejorar nuestra vida y que no podemos seguir postergando aquellas cosas que nos importan apoyándonos en excusas artificiales. Sin duda, este último refrán es uno de los más sabios de todo el refranero, y nos invita a tomar las decisiones adecuadas para mejorar nuestra vida HOY:



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.