Refranes que tienen a los árboles como protagonistas

A lo largo de nuestra historia muchas han sido las frases que nos han servido para imprimir cordura en los momentos difíciles. El objetivo de los refranes, pues, es ayudarnos a ver aquello que no somos capaces de entender a simple vista. En el universo de las frases hechas existen muchísimas que tienen a los árboles como protagonistas; siendo estos seres referencia de fortaleza y fidelidad.

A continuación te dejo un nuevo artículo de esta serie centrada en los refranes en el que analizo algunas de las premisas de nuestro refranero popular cuyas imágenes se construyen con árboles.

 

De árbol y madera

Cuando pensamos en los árboles no podemos evitar que nos vengan valores como la fortaleza, la longevidad y la firmeza. Así, imaginarnos como árboles es una forma de asumir nuestra capacidad para sobrevivir aunque duras tormentas arrecien nuestra casa. Algunos de los refranes que tienen a los árboles como protagonistas hacen alusión a esa fortaleza y al crecer de forma sana.

Este refrán, por ejemplo, hace alusión a la importancia de esperar lo justo de cada persona y no exigir más de la cuenta. Asimismo, podría servir como autoreferencia para entender que si trabajamos duro y nos convertimos en un árbol firme, nuestro fruto será rollizo.

Podríamos vincularlo con este otro refrán con árboles que dice:

y que expresa la importancia de ir poco a poco, creciendo y aprendiendo para convertirse en un árbol derecho y firme. No necesariamente se refiere a la educación desde la infancia, sino a que hagamos las cosas por partes y centremos nuestra atención en incorporar positivamente conocimientos y experiencia.

En ese sentido, también hay refranes que hablan sobre la caída, sobre la pérdida del poder y la firmeza; tenemos el siguiente, por ejemplo:

que hace referencia a cómo cuando alguien pierde su posición o su situación de poder enseguida le llueven críticas, generalmente maliciosas, que intentan terminar de hundirlo en su miseria.

Existe también otro refrán, más usado que el anterior pero con el mismo significado que es:

que aconseja no regodearse por las dificultades o las miserias de los otros.

Y por último, otro refrán vinculado a la caída es:

que intenta expresar que todos vamos a morir, por lo que lo mejor que podemos hacer es disfrutar de la vida sin preocuparnos demasiado.

El árbol y la herencia

Otros refranes sobre árboles y madera están relacionados con el esfuerzo; así como al árbol le cuesta su trabajo crecer y dar frutos, quien quiera alcanzarlos deberá esforzarse. Tenemos refranes como:

que hace referencia a la importancia de jugarse por lo que se desea. Trepar al árbol requiere sus riesgos y sólo aquel que los asuma podrá conseguir una buena fruta.

Otra gran cantidad de refranes que tienen a los árboles como protagonistas hacen alusión a la herencia. Así, tenemos:

el cual hace referencia a aquellas actitudes que se heredan. De alguna forma se espera que si una persona es de determinada forma, su descendencia se le parezca. Se utiliza de forma peyorativa para hacer referencia a los defectos de alguien que se transmiten a sus hijos. Otra forma en la que suele usarse esta frase es:

Te dejo otra frase que hace referencia a este tipo de herencia obligatoria, aunque su imagen no tenga que ver con árboles:

Los árboles forman parte de nuestra herencia. Nos relacionamos con ellos desde que somos niños y los tomamos como referencia aunque no nos parezcamos tanto a ellos. Recordar estos refranes que los tiene como protagonistas puede ser de mucha utilidad para conocer nuestra tradición e interpretarla mientras nos pensamos como seres individuales. Te invito a leer estos otros textos, con frutas y pájaros como protagonistas en los refranes.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.