La pasión que Julio Cortázar sentía por el mundo de las letras era tan profunda y genuina que este escritor argentino nacido en Bélgica el 26 de agosto de 1914 no se conformó con brillar en un solo género, sino que aprovechó su creatividad y su indiscutible talento para crear desde obras teatrales y poesías hasta cuentos y novelas.

Un tal LucasAlgunos aficionados a la literatura tendrán como libro de cabecera a “Rayuela”, otros no se cansarán de leer una y otra vez “Bestiario”, habrá quienes al momento de analizar este artículo se encuentren en plena lectura de trabajos como “Libro de Manuel” o “Los premios” y hasta no faltará el lector que llegue hasta este texto en busca de referencias sobre “Un tal Lucas”, un material que quizás, pese a la antigüedad de la obra, alguien le haya recomendado.

Esa creación que, en esta ocasión, se ha transformado en centro de la información data de 1979 y se caracteriza por sorprender por medio del humor y las narraciones desorganizadas.

En “Un tal Lucas” se pueden encontrar varios cuentos y ciertos consejos curiosos e interesantes, pero también es posible hallar diversos capítulos destinados a contar la vida de un hombre llamado, como el título de la propuesta lo indica, Lucas.

Si están aburridos o, simplemente, desean conocer el contenido de uno de los tantos libros que forman parte de la producción literaria de Cortázar, evalúen la posibilidad de dejarse atrapar por “Un tal Lucas”. A lo mejor, al reservar tiempo para la lectura de este libro desopilante logren encontrar no sólo una gran fuente de entretenimiento sino también un tesoro literario que intenta ocultar, tras la identidad de “un tal Lucas”, información vinculada a los pensamientos, las aficiones, las costumbres y los conocimientos más profundos del verdadero artífice de esta imperdible colección de cuentos.