En 1937, Octavio Paz, el escritor mexicano que en 1990 fue distinguido con el Premio Nobel de Literatura, publicó “La rama”, un poema que Poemas del Alma ya había presentado en otra oportunidad.

Octavio PazEn ese texto, el talentoso autor nacido en la Ciudad de México el 31 de marzo de 1914 intenta seducir al lector con referencias hacia una situación tan simple y maravillosa como lo es el hecho de sorprendernos al ver a un pájaro posado sobre una rama desde la cual nos seduce con su canto.

Al leer las estrofas que componen a esta obra algunos podrán suponer que Paz intentó retratar de un modo original los efectos de la alegría y las consecuencias de la soledad, mientras que otros creerán encontrar en este trabajo conceptos más elaborados y disimulados que llevan a reflexionar sobre el valor de lo efímero, tal como generalmente lo es la estadía de un ave sobre un árbol.

Frente a “La rama” habrá también quienes se limiten a interpretarlo sólo como un texto inspirado en la naturaleza, así como no faltarán los lectores que lo asociarán a un recuerdo capaz de quebrar la fortaleza de un ser humano, una idea que puede extraerse de frases como “se desvanece entre alas” y “silencio sobre la rama / sobre la rama quebrada”.

Las conclusiones, como resulta evidente, pueden ser muchas. Lo valioso, pues, es que todo aquel que lea este poema pueda llegar a comprenderlo desde el sentimiento y con libertad, sin importar que otros le hayan otorgado un significado distinto al de uno.