Sacar frases de contexto es una práctica riesgosa pero atractiva. Se trata de una actividad condenable dentro del ámbito periodístico, ya que la frase seleccionada puede desvirtuar el sentido original de un pensamiento más amplio y complejo. De todas formas, la búsqueda de impacto y la necesidad de resumen hacen que siempre sea necesario tomar una frase para referirse a una idea. Por ejemplo, a la hora de titular una noticia o una entrevista.

Pablo NerudaEn cambio, tomar una frase de un cuento, una novela o un poema, parece una decisión menos dañina. Es difícil desvirtuar lo que ha dicho un escritor en un texto, ya que suele ser fruto de un trabajo a conciencia. No es algo expresado a la ligera en medio de una conversación. Sin embargo, hay que reconocer que una sóla frase nunca puede hacer justicia a un libro entero y termina por minimizar el trabajo literario.

Hechas todas estas aclaraciones, vayamos a lo positivo. Una frase genial es una frase genial, más allá de su contexto. Permiten resumir ideas o reflexiones en unas pocas palabras. Hoy en día, el uso de frases célebres (y no tanto) es común en el MSN, el popular sistema de mensajería instantánea.

El poeta chileno Pablo Neruda ha dejado muchas frases para el recuerdo. Tal vez la más conocida sea aquella que reza “puedo escribir los versos más tristes esta noche” y da comienzo al Poema XX de “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”.

Estas son otras frases célebres de Pablo Neruda:

“En un beso, sabrás todo lo que he callado”

“Es tan corto el amor y tan largo el olvido”

“¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?”

“Conocer el amor de los que amamos es el fuego que alimenta la vida”

“Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”

“Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas”