Nadie puede negar que el uruguayo Mario Benedetti es una de las principales figuras de la literatura en castellano. Desde su brillante actividad poética hasta su trayectoria como cuentista, pasando por sus múltiples ensayos y por sus inteligentes reflexiones sobre la realidad, Benedetti ha hecho mérito suficiente para ser admirado en todo el planeta.

Mario BenedettiTal como hicimos anteriormente con Pablo Neruda, en este artículo presentaremos una breve recopilación de frases pronunciadas por el poeta uruguayo en sus textos y en sus apariciones públicas. Aunque el resumen apenas muestra una ínfima parte de su inmenso talento, esperamos que posibilite una aproximación a su pensamiento.

Demás está decir que Benedetti siempre acompañó a sus palabras con sus actos. El compromiso moral y ético que mostró en muchos de sus textos se ha visto reflejado en su larga militancia social y política.

A los 87 años de edad, y tras superar varios problemas de salud durante el último año, Benedetti sigue siendo un ejemplo de compromiso con la literatura y con su tiempo. Un verdadero faro a seguir por las nuevas generaciones.

Estas son algunas frases célebres de Mario Benedetti:

“Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda”

“Aquel gol que le hizo Maradona a los ingleses con la ayuda de la mano divina es, por ahora, la única prueba fiable de la existencia de Dios”

“En ciertos oasis, el desierto es sólo un espejismo”

“Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo”

“Después de todo, la muerte es sólo un síntoma de que hubo vida”

“Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio”

“Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas”

“Contra el optimismo no hay vacuna”

“La mariposa recordará por siempre que fue gusano”