La pequeña comuna rural de Maillane, en el sur de Francia, fue el lugar de nacimiento del escritor Frédéric Mistral. Hijo de pequeños terratenientes, Frédéric llegó al mundo el 8 de septiembre de 1830 y comenzó su educación formal recién cuando tenía 9 años de edad.

Frédéric MistralEn 1847 se recibió como bachiller en el Colegio Real de Avignon y luego completó su formación en la Universidad de Aix-en-Provence, donde se graduó en Derecho. Ya por entonces era un ferviente militante del uso de la lengua provenzal (una variedad del idioma occitano, en el que desarrolló su obra literaria) y de la independencia de esta región.

Junto a Théodore Aubanel, Joseph Roumanille y otros jóvenes escritores, de este modo, Mistral impulsó desde la década de 1850 un movimiento conocido como félibrige con la intención de fomentar la lengua occitana. El grupo no sólo consiguió la publicación de numerosos libros, sino que incluso logró situar al occitano en los principales planos de la poesía de la época.

La obra más famosa de Mistral apareció en 1859: “Mirèio”, un trabajo que más tarde se convertiría en ópera gracias al trabajo de Charles Gounod. “Calendau”, “La reina Joan”, “Las olivadas” (también conocido como “La cosecha de las aceitunas”) y “Las islas de oro” son otros de sus libros más populares.

El trabajo de Mistral se vería reconocido en 1904 con el Premio Nobel de Literatura, una distinción que compartió con el español José Echegaray. Cuentan las crónicas que el francés utilizó el dinero recibido para fundar un museo en Arlés.

El 25 de marzo de 1914, en Maillane, se produjo su fallecimiento. Frédéric Mistral tenía 83 años de edad y, años antes, había rechazado una candidatura para incorporarse a la Academia Francesa. Tras su muerte, fueron publicadas varias obras y recopilaciones de manera póstuma.