Nació en Santiago de Chile, el 10 de enero de 1893. Hijo de una escritora feminista, en el seno de una familia culta y adinerada, Vicente García Huidobro Fernández, vivió sus primeros años en Europa, para regresar a su país, donde estudió en un colegio jesuita.

Vicente Huidobro
Mostró desde muy joven su inquietud literaria, comenzando a escribir poemas a los doce años, y exponiendo pocos años después un manifiesto donde expresaba su rechazo a toda la poesía que lo precedía.

Profundizó sus estudios de literatura en la Universidad de Chile, despertándose cada vez con mayor intensidad su espíritu de cambio y rebeldía.

En 1911, publicó una obra encuadrada en la tendencia modernista: “Ecos del alma en Santiago”.
En 1913, dirigió la revista “Azul” y publicó “Canciones en la noche” y “La gruta y el Silencio”.
En 1914 aparecen: “Pasando y pasando”, donde se distancia de la herencia de su cultura religiosa familiar, con críticas hacia los jesuitas, y “Las pagodas ocultas”, donde estrena el nombre de Vicente Huidobro, para suscribirlas.

En 1916, se trasladó a Buenos Aires, donde expuso en una conferencia su teoría creacionista. Esta consistía en considerar al poeta como un Dios, que no expresara en sus versos una maravillada contemplación de la naturaleza creada, sino que compitiera con ella, haciendo nacer una nueva, creada por el poeta. Como muestra de este nuevo género, aunque todavía en sus inicios, dio a conocer una obra de nueve poemas: “El espejo de agua”. Ese mismo año viajó a París, donde siguió cultivando su estilo, al escribir “Adán”. En esta ciudad se relacionó con exponentes del surrealismo, como Guillaume Apollinaire y Pierre Reverdy, con cuya colaboración fundó la revista Nord-Sud, aunque poco después cuestionó esta tendencia surrealista, por oponerse a su estilo.
Publicó en 1917, “Horizon Carré”, que contiene poemas de “El espejo de agua”, traducidos al francés.

En 1918, su destino lo llevó a Madrid, donde concreta y define el modelo creacionista, naciendo allí las siguientes producciones: “Poemas árticos”, “Ecuatorial”, “Tour Eiffel” y “Hallali”, estos dos últimos escritos en francés.

En esta época comienza a interesarse por las Ciencias Ocultas.

De regreso a París, en 1920, colaboró en la revista “L´ Espirit Nóuveau” y en las revistas ultraístas españolas: “Grecia”, Ultra”, “Tableros” y “Cervantes”. En esa época, aparece un cuestionamiento sobre la autoría del creacionismo, ya que se lo disputa Pierre Reverdy.

Vicente Huidobro
En 1923, Guillermo de Torre, también cuestionará su paternidad, al acusarlo en la revista “Alfar”, de ser una mera copia del uruguayo, Julio Herrera y Reissig. Al año siguiente, Huidobro, le responde en el suplemento de la revista “Création”. A su vez, en 1925, en “Literaturas europeas de vanguardia”, aparece una nueva contestación y réplica por parte de Guillermo de La Torre.

En 1923, había publicado “Finis Britannia”, criticando al imperialismo inglés, lo que le valió un secuestro un año más tarde.

Participó en la vida política de su país. En 1925 fundó dos periódicos consecutivamente: “Acción. Diario de Purificación Nacional” y “La Reforma”.

“Mío Cid Campeador”, es publicado en 1929, y en 1931, “Temblor del cielo” y “Altazor o el viaje en paracaídas”.

De vuelta en Chile, publica en 1932 “Tremblement de Ciel”, y una obra teatral: “Gilles de Raiz”, retomando ese año la actividad política, enrolándose en el comunismo.

En 1934 publicó: “La próxima” y “Papá o el diario de Alicia Mir”. En 1935, “Tres novelas ejemplares”.
En 1937, publicó el poema en prosa “Fuera de aquí”, contra militares fascistas italianos, y en 1939, “Sátiro o el poder de las palabras”. Sus “Cartas al Tío Sam”, parecen en 1940, en los diarios “El Mercurio” y “La Nación”.
En 1944, crea su última revista, “Actual”.

En 1947 sufre un derrame cerebral en Cartagena, falleciendo el 2 de enero de 1948. En su epitafio puede leerse “Abrid esta tumba: Al fondo se ve el mar”.

Poemas de Vicente Huidobro en Poemas del Alma