El 20 de abril de 1857 se produjo en la isla de Als el nacimiento de Herman Joachim Bang, un danés que quedaría en la historia de su país gracias a sus creaciones literarias.

Herman BangEste descendiente de un vicario de Jutlandia Meridional publicó su primera novela, “Familias sin esperanza”, en 1880. A partir de entonces, quien también desarrollara en su juventud dos textos críticos sobre el movimiento realista jamás se alejaría del mundo de las letras.

Tras realizar algunos viajes y brindar conferencias en Noruega y Suecia, Bang se instaló en Copenhague y elaboró allí diversas colecciones de historias cortas y nuevas novelas que le permitieron ganarse la admiración de su colega Jonas Lie.

“Los apátridas”, “Existencias tranquilas”, “La casa blanca” y “Vida y muerte” son algunos de los títulos que forman parte de la producción literaria de este hombre que, por su condición de homosexual, soportó crueles campañas de difamación y la indiferencia de muchos representantes del ambiente cultural danés.

Además de haber dado varias evidencias de talento como escritor, Bang, que fracasó al intentar triunfar como actor y productor teatral, demostró también tener aptitudes para el periodismo, profesión que tuvo oportunidad de desarrollar en diversos periódicos daneses y alemanes.

Este integrante del movimiento literario escandinavo Det Moderne Gennembrud vivió gran parte de su vida en compañía de su hermana, aunque entre 1885 y 1886 se permitió convivir en Meiningen, Viena y Praga con el actor alemán Max Eisfeld, su pareja de aquel entonces.

Herman Bang falleció en Utah el 29 de enero de 1912. Poco después, sus restos serían depositados en una tumba anónima pero identificable del cementerio Vestre Kirkegard de Copenhague. Pese a su desaparición física, el legado de este autor ha logrado mantenerse vigente a través del tiempo gracias a las numerosas traducciones y adaptaciones cinematográficas que se hicieron de muchas de sus obras.