Pablo Aranda, respuestas en 140 caracteres

El español Pablo Aranda es un autor con gran presencia en Twitter, red social que aprovecha para difundir sus novedades profesionales e intercambiar mensajes con sus seguidores. Más de 1.400 usuarios, entre quienes aparecen sus colegas Lorenzo Silva, Andrés Neuman, Sergio del Molino y Jorge Carrión, lo leen a diario.

Si les sedujo la entrevista que Tes Nehuén le realizó hace dos años o admiran a Aranda desde que descubrieron propuestas como “Ucrania” o “El protegido”, seguramente disfrutarán las respuestas breves que me ha hecho llegar en esta oportunidad el también responsable de “El orden improbable”, “El colegio más raro del mundo” y “Fede quiere ser pirata”.

Y si al llegar al final de esta nota se quedan con la sensación de querer saber más sobre este escritor que lleva años cautivando a lectores de diversas generaciones, su sitio web es otra vía que tienen a disposición para acercarse aún más a la figura de Pablo Aranda.

Conseguir la atención de los niños desde un libro no es sencillo… ¿Qué les ofreces desde tus relatos a los más pequeños para cautivarlos?
– Humor absurdo y sano. Situaciones cotidianas a las que lo absurdo da la vuelta: la vida misma. Todo envuelto en una película de tierna maldad.
Al dictar un taller de escritura creativa dejas enseñanzas… ¿Cómo te nutre, qué te deja a ti, esta actividad?
– Rodearse de gente que comparte la misma pasión es riquísimo. La sensación es que yo aprendo más.
¿Eres de los que abandonan la lectura si el libro no convence o siempre lees hasta el final?
– Si el libro no me convence lo abandono convencidísimo. Cuando me gusta deseo y temo con la misma fuerza llegar al final.
¿Cuál es el lugar del mundo que más te ha inspirado a la hora de escribir? ¿Qué influyó en ello?
– El cuarto de mi hija, con elementos extraordinarios si ella no está: la mesa despejada y la posibilidad de cerrar la puerta y quedarme solo.
Ya sea como escritor o como lector, ¿qué le aporta la literatura a tu vida?
– Vivir otras vidas, aprender, divertirme, sentirme grande y pleno a veces. También montones de libros que de vez en cuando se come el perro.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.