Ezra Pound

Antisemita y fascista, Ezra Pound se ganó un lugar de privilegio en la historia por su calidad como escritor y no por sus valores humanistas. Nacido el 30 de octubre de 1885 en la ciudad norteamericana de Hailey como Ezra Weston Loomis Pound, estudió en la escuela militar de Cheltenham y en la Universidad de Pensilvania antes de instalarse en el continente europeo.

Ezra PoundPoco tiempo después de llegar a Londres, Pound publicó su primer poemario: “A lume spento”, que se autoeditó. Ese fue el punto de partida de una extensa trayectoria que incluiría obras como “Personae”, “Canzoni”, “Sonetos y baladas de Guido Cavalcanti”, “Quia Pauper Amavi”, “Cathay”, “Hugh Selwyn Mauberley” y los “Cantos Pisanos”, entre muchas otras.

Antes de emigrar a París en 1920, Pound ya se había convertido en un exponente importante de movimientos literarios como el vorticismo y el imagismo. En Francia entablaría contacto con varias figuras del surrealismo y del dadaísmo, como Tristan Tzara y Marcel Duchamp. Allí también escribiría óperas y otras composiciones musicales.

1924 fue el año de su llegada a Italia, donde se convirtió en seguidor de Benito Mussolini. Tras una breve permanencia en Estados Unidos, el poeta volvió a Italia donde, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, fue detenido por el ejército estadounidense. Pound iba a ser juzgado por traición pero, gracias al apoyo que le manifestaron diversos hombres de la cultura, logró que lo declaren insano y fue enviado a un hospital psiquiátrico. De este modo eludió una posible condena a muerte.

Finalmente, en 1958 recuperó la libertad y retornó al suelo italiano, donde murió el 1 de noviembre de 1972 en Venecia. Mientras que fue una personalidad muy criticada en su época, sobre todo por su posición política, con el tiempo su vida y su obra se revalorizaron: hoy Pound es reconocido por sus textos y por haber contribuido a la popularidad de Ernest Hemingway, James Joyce y T.S. Eliot, además de muchos otros autores.

Comentarios3

  • Fay Sebille










    Alba

    As cool as the pale wet leaves
    Tof lily-of-the-valley
    She lay beside me in the dawn.

    Author: Ezra Pound


    Short...but beautiful !!!

    • Raoul Shade

      Hola Fay, me permito de corregir el poema:

      of lily-of-the-valley

      Pound también fue un excelente traductor, sobre todo de la poesia china de Li Po. Está considerado por varios autores de la talla de Octavio Paz, de haber re-inventado la poesía China en el siglo XX. Tradujo a Sextus Propertius y a Guido Cavalcanti.

      • Sophia Sea







        Ok thank you !! :)

      • Raoul Shade

        Efectivamente, el más grande poeta del siglo XX en inglés era antisemita y fascista. Pero ¿acaso no lo han sido casi todos los poetas y escritores a lo largo de la historia? Veamos al “Mercader de Venecia” de Shakespeare y “El Quijote” de Cervantes. También lo fueron Dostoyevski, Voltaire, Chopin, Wagner, Hegel, Bosch (El Bosco), y muchos otros. Es la triste historia del pueblo judío, que como dijo Nietzsche, ha sido el más sufrido, perseguido y masacrado de todos los pueblos. Afortunadamente, Nietzsche, Borges y Sartre admiraron a la cultura judía.

        En fin, se condena a Pound y se condona a Neruda y a muchos otros estalinistas. ¿Acaso no fue Stalin mucho peor que Mussolini? Aparte de sus meritos literarios, y des sus posiciones ideológicas erróneas, Pound era una persona generosa y altruista con sus colegas de letras. Hay un video muy conmovedor en You Tube “Pasolini entrevista Ezra Pound” donde Pound recita un canto. Octavio Paz tradujo algunos cantos y también tradujo a varios poemas de E. E. Cummings, quien se sumó a las protestas para que liberaran a Pound del manicomio de St. Elisabeth.

      • Graciela Dantes

        Yo creo que todo ser humano de una forma u otra somos inconformes en muchas cosas, cuando un artista, músico o poeta lo manifiesta, desafortunadamente de inmediato se le critica y se le pone una sello de peligro y hasta que muere nos damos cuenta de sus cualidades.

        • Raoul Shade

          Lamentablemente, también se ha dado lo opuesto. Veamos el caso de Gunther Grass y el de Neruda. Ambos culpables de genocidio. Grass directamente por haber participado en la guerra nazi (era piloto de tanquetas!) y Neruda por haber apoyado a Stalin hasta el final. Las obras literarias no los salvan de la infamia. No es lo mismo apoyar a una revolución por un cierto tiempo, creyendo que es positiva, y otra es apoyarla hasta el final a sabiendas que es una dictadura criminal. Klaus Kinski acaba de ser denunciado por violación de menores. ¡Su hija tenía cinco años! Ninguna película lo salva de la infamia.

          • Graciela Dantes

            Si, desgraciadamente de todo hay, y hablar especificamente de alguien sería interminable. En mi opinión hablaba de las personas buenas.

            Gracias por tu punto de vista.

            Saludos.



          Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.