Poemas favoritos

 

Miguel Hernández



ELEGÍA




(En Orihuela, su pueblo y el mío, se
me ha muerto como del rayo Ramón Sijé,
con quien tanto quería.)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento.
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

Ver métrica de este poema






Poemas de Miguel Hernández



Poema Siguiente >>






  • 1
    carlos

    es un monumento poetico a la amistad verdadera.

  • 2
    lisandro

    yo no llego a tanta profundidad

  • 3
    muriel74

    ...anda que no le hizo cabronadas en vida el 'bueno' de lorca a M.Hernandez...!!!...lo tenía de cateto para arriba....Él y todos los señoritos pijos de la generación del 27.

    .....Como el pobre (nunca mejor dicho) de Hernández era pastor de cabras....pues eso: cachondeo a su costa.....
    Será que la muerte auyenta las miserias.

  • 4
    AndrewPuntos: 103

    Andrew

    Simplemente genial, fue el primer poema de Miguel Hernández que leí y llegué a llorar. Desde entonces, es mi poeta favorito junto a Machado, Quevedo y Espronceda

    Calificó este poema con un 10

  • 5
    Elsy Alpire VacaPuntos: 24758

    Elsy Alpire Vaca

    Bellísimo poema que deleita los sentidos y conlleva a profunda relexión. Felicidades al autor.

    Calificó este poema con un 10

  • 6
    PrudenPuntos: 5387

    Pruden

    Qué corazón tan noble y qué sentidos versos a su amigo del alma! Me hubiera gustado presenciar el "posible" encuento de estos dos seres en la otra dimensión...

    Calificó este poema con un 10

  • 7
    ALAFIAPuntos: 696

    ALAFIA

    Es un canto a la amistad. Si se conoce la vida de Miguel Hernández se aprecia que este era en verdad su amigo y sintió su muerte tal y como la versifica.
    Amo los versos de Miguel Hernández pero tampoco estoy de acuerdo con la utilización y manipulación política, económica y musical que se hace de su obra.
    Chupando del bote a costa del muerto...muy propio de la mágica España negra.

  • 8
    Pedro Aros CastroPuntos: 11326

    Pedro Aros Castro

    Refleja en forma poética toda la desazón y tristeza por la partida de un gran amigo, dimensiona una amistad muy profunda, gracias por compartir.
    saludos

  • 9
    Poemas de CamiloPuntos: 46803

    Poemas de Camilo

    Miguel Hernández, compañero,
    sentimientos de rabia hermosa
    esta enseñanza es primorosa,
    compañero del alma, compañero.

  • 10
    Melba ReyesPuntos: 6930

    Melba Reyes


    Gracias por compartir la estupenda obra de Miguel Hernández en el centenario de su macimiento.

    Calificó este poema con un 10

  • 11
    ZagreoPuntos: 8849

    Zagreo

    Vaya, una de las elegías más grandiosas del siglo XX... Miguel Hernández -pastor de cabras, poeta y dramaturgo-, el poeta del pueblo, en estos versos se desnuda interiormente ante la perdida un gran amigo; unos versos muy humanos y muy nobles, verdaderamente amigos. ¡Feliz centanario de nacimiento!

  • 12
    isapoemaPuntos: 40297

    isapoema

    Me llega al alma, Miguel Hernandez, cuanto mas lo leo mas me llega, y con este poema salen las lágrimas. Que gran dolor y que dolor tan grande.

    Calificó este poema con un 10

  • 13
    ZAHADYPuntos: 108164

    ZAHADY

    Cada vez que leo este poema tengo muchas ganas de llorar por el amor con que Miguel habla de su amigo dormido en la muerte Ramón Sijé.

    Sijé ayudó a Miguel en sus primeros pasos de poeta, y Miguel a la muerte de éste se encargó de que no nos olvidáramos de la memoria de Ramón.
    Sijé reconoció en Miguel su imaginación y su capacidad de intuición poética. Miguel conocía de lo buenas relaciones públicas que tenía Sijé, y las buenas amistades que tenía en Orihuela, Murcia, Cartagena y en Madrid, por ello el poeta se "pegó a él como una lapa", se dejó aconsejar y guiar en sus lecturas religiosas y de los clásicos de la literatura. Sijé fue quien propuso a Miguel que el único destino posible para triunfar como poeta era Madrid, de hecho, Sijé organizó una colecta para financiar el primer viaje a Madrid (30-11-1931) y le facilita cartas de recomendación de Martínez Arenas para Concha Albornoz. La primera actitud epistolar de Miguel es "pedigüeña y servil". La situación de Miguel en Madrid es insostenible y duró casi seis meses, tuvo que pedirle un dinero prestado a Sijé para poder regresar a Orihuela, ya que en Madrid no había hecho amigos. En el verano del 1932 la relación entre ambos fue muy buena, Miguel prácticamente no salió de su huerto y de su higuera, Sijé le visita, por eso Miguel en la elegía escribe
    volverás a mi huerto y a mi higuera:
    por los alto andamios de la flores,
    pajarearé tu alma colmenera
    de angelicales ceras y labores...

    Calificó este poema con un 10

  • 14
    FLORENTINO II.-Puntos: 71736

    FLORENTINO II.-

    ENCANTADOR POEMA QUE NOS LLEVA A DIFERENTES REFLEXIONES
    EN NUESTRA VIDA.

    TRITE EN SI ESENCIA PERO DE UNA BELLEZA GENIAL.

    Calificó este poema con un 10

  • 15
    jose miguel hernandez lPuntos: 30228

    jose miguel hernandez l

    Ando sobre rastrojos de difuntos,
    y sin calor de nadie y sin consuelo
    asi vago yo, herido y maltrecho por el suelo.

    fue un gran escritor

    Calificó este poema con un 10

  • 16
    jafscPuntos: 1046

    jafsc

    Que gran , Gran Poeta!! Bellisima oda a la amistad, al verso, a la vida!!! Admirable!! Y estimulante inspiración!!

    Calificó este poema con un 10



Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.

Gestionado con WordPress

SitemapSitemap 2Sitemap 3PrivacidadContacto — Publicidad