Delmira Agustini



OTRA ESTIRPE




Eros, yo quiero guiarte, Padre ciego...
Pido a tus manos todopoderosas
¡su cuerpo excelso derramado en fuego
sobre mi cuerpo desmayado en rosas!

La eléctrica corola que hoy despliego
brinda el nectario de un jardín de Esposas;
para sus buitres en mi carne entrego
todo un enjambre de palomas rosas.

Da a las dos sierpes de su abrazo, crueles,
mi gran tallo febril... Absintio, mieles,
viérteme de sus venas, de su boca...

¡Así tendida, soy un surco ardiente
donde puede nutrirse la simiente
de otra Estirpe sublimemente loca!

Ver métrica de este poema







Poemas de Delmira Agustini



Poema Siguiente >>






  • 1
    benji

    Después de observar este poema he pensado que es un poema que tiene la mayor capacidad de expresión de sentimiemtos.Pienso que mereces un aplauso .
    cordiales saludos benjamin

  • 2
    Ronald

    Acabo de descubrirte, y despiertas en mí una ternura y admiración sólo comparable a la que siento por Neruda, es extraño más si has venido es porque tú y yo estamos conectados de alguna manera y prometo hacer el intento de reivindicar tu nombre al menos en mi patria.

  • 3
    CarinitaahPuntos: 2941

    Carinitaah

    Este poema lo estudie en clase de Literatura, realmente me gusto mucho, es excelente, me gusta mucho la forma de escribir y expresarse de Delmira. Un Beso

    Calificó este poema con un 10

  • 4
    Pablo AlfonsoPuntos: 5698

    Pablo Alfonso

    ¿Benji los cordiales saludos se los das a Delmira? Yo creo en que hay vida después de la muerte, pero si logras que te conteste: ¡ avísame!

    Delmira Agustini Nació en Montevideo, el 24 de octubre de 1886. Desde temprana edad mostró aptitudes intelectuales poco comunes. Estudió música, pintura, francés, y escribió sus primeros poemas a los 10 años.

    Calificó este poema con un 10

  • 5
    Maria Isabel VelasquezPuntos: 133964

    Maria Isabel Velasquez

    NUNCA LA HABÍA LEÍDO ... SUS LETRAS ME LLEGARON AL ALMA

  • 6
    Luis RolandoPuntos: 539

    Luis Rolando

    Nuestra maravillosa Delmira, profunda, intensa, romántica y erótica, como su vida misma; retando al costumbrismo pacato y reprimido de su tiempo. Parece increíble al leerla que su obra la haya escrito en los albores del siglo XX; discutida y desvalorizada durante mucho tiempo por la intelectualidad de antaño. Quizás por eso, por la maravilla de su pluma y por lo que significó como mujer es que sus compatriotas, sus hermanos la amamos. Y no está muerta, vive en sus letras, vive en nosotros, vive en cada una de las jóvenes mujeres de ayer y de hoy que se abren camino todos los días sin "cabretearle" al despotismo anacrónico masculino. Querida amiga los orientales siempre estaremos orgullosos de ti.

    Calificó este poema con un 10



Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.

Gestionado con WordPress

SitemapSitemap 2Sitemap 3PrivacidadContacto — Publicidad