Los sustantivos pertenecen a una misma categoría gramatical. Son aquellas palabras que funcionan como núcleo del sintagma nominal y que permiten nombrar a entidades reales o imaginarias.

Sustantivo simpleLos sustantivos, que poseen género y número, pueden clasificarse de distintas formas. Ahora es el momento de hacer referencia a una de las clasificaciones más sencillas, que divide a los sustantivos en dos grandes grupos. Es que, según su composición morfológica, los sustantivos pueden ser simples o compuestos.

Los sustantivos simples son aquellos que están formados por una sola palabra (un solo lexema). En cambio, los sustantivos compuestos están formados por dos o más palabras.

Por ejemplo:

“Agua” y “ardiente” son dos palabras. “Aguardiente” es una única palabra que incluye las dos mencionadas. “Aguardiente” es, por lo tanto, un sustantivo compuesto. En cambio, “agua” es un sustantivo simple y “ardiente” es un adjetivo.

Tal como puede suponerse, la mayoría de los sustantivos se clasifican dentro del grupo de los sustantivos simples, mientras que los compuestos aparecen en una cantidad mucho menor.

Ejemplos de sustantivos simples:

“Árbol”, “burbujas”, “casa”, “diente”, “elefantes”, “fotografía”, “gato”, “lámpara”, “mesa”, “nuca”, “pájaros”, “rata”, “silla”, “tienda”, “vacas”, “zorro”.

Ejemplos de uso de los sustantivos simples:

“Mi padre ha plantado un árbol”
“El jabón hace burbujas”
“La casa está en venta”
“Se me ha caído un diente”
“Quiero ir al zoológico para ver a los elefantes”
“Necesito una fotografía de la abuela”
“Mi gato se llama Aristóteles”
“María compró una lámpara nueva”
“Voy a limpiar la mesa”
“Un jugador rival se golpeó la nuca y se desmayó”
“El canto de los pájaros no me deja dormir”
“Mi madre encontró un rata en el patio”
“Trae una silla más así tu amigo puede sentarse”
“La tienda de enfrente ya está cerrada”
“Mientras cruzábamos la provincia, vimos cientos de vacas”
“Jorge logró cazar un zorro”