Si al terminar de leer “La forma del agua” sintieron curiosidad por la figura y el accionar del comisario Montalbano, seguramente ya a esta altura hayan leído otros materiales del escritor italiano Andrea Camilleri.

Claro que también debe haber quienes no estén al tanto de la existencia del mencionado personaje y al interesarse por este artículo comiencen a preguntarse qué relatos protagonizó para saber qué libros adquirir cuando sientan deseos de conocer y disfrutar sus vivencias. Por esa razón, hoy en Poemas del Alma recordaremos la trama de “La pista de arena”, una de las tantas propuestas de Camilleri que permite ser testigos de las experiencias personales y profesionales de Salvo Montalbano.

En este trabajo que comenzó a publicarse en varios idiomas a partir de 2007, el talentoso novelista nacido en Sicilia en septiembre de 1925 describe un nuevo desafío asumido por el comisario: el de llevar a la Justicia a quien (o quienes) haya sacrificado con crueldad a un caballo purasangre cuyo cadáver se encuentra en la playa.

Él no se considera un auténtico defensor de animales pero, aún así, está decidido a esclarecer la muerte del equino. Así, pues, Montalbano inicia junto a su amiga Ingrid una investigación que lo hará interiorizarse sobre los círculos ecuestres, las carreras de caballos y las fiestas benéficas, aunque también le permitirá hacer foco en las competencias turbias y las apuestas clandestinas.

Por no detener sus averiguaciones y poner en jaque un negocio oscuro, el comisario pronto se verá amenazado y perseguido por peligrosos personajes que están dispuestos a todo con tal de silenciarlo.

La descripción del argumento de “La pista de arena” llegará hasta aquí para generar en ustedes algo de intriga respecto a la trama de esta novela. Si ya la han leído y quedaron con ganas de descubrir nuevos casos de Montalbano o quieren recomendaciones de otros relatos protagonizados por este personaje, recuerden que Andrea Camilleri también reveló experiencias de este comisario en publicaciones como “La voz del violín” y “La luna de papel”.