La Fontana de Oro, de Benito Pérez Galdós

Ninguna persona que hoy habite el planeta Tierra existía cuando el escritor español Benito Pérez Galdós publicó “La Fontana de Oro”, su primera novela.

La Fontana de OroEsa obra, cuyo origen data de 1870, es uno de los tesoros literarios que ha sobrevivido a generaciones enteras y promete mantenerse en el tiempo como un material antiguo capaz de resultar atractivo en la actualidad.

Iniciar la lectura de este libro es como efectuar un viaje en el tiempo y retroceder hasta la España del Trienio Constitucional, un periodo que el autor recrea inspirado en el café madrileño donde intelectuales, artistas y políticos de pensamiento liberal solían reunirse a comienzos del siglo XIX.

Según se descubre al seguir la trama del relato, esos años que Benito Pérez Galdós quiso describir en este material estuvieron marcados por las reuniones clandestinas que organizaban con frecuencia los conspiradores, las manifestaciones populares, las tertulias con los viejos cafés como escenarios, el desarrollo tanto de las logias masónicas como de las sectas ultramontanas y las ejecuciones llevadas a cabo en la Plaza de la Cebada.

Aunque ofrezca elementos de ficción, “La Fontana de Oro” es una novela de perfil realista donde diversos acontecimientos verídicos sirven de marco para la creación de una historia apasionante donde hay lugar para las referencias históricas, la lucha, la violencia, el amor y la lealtad.

Si bien a través de esta obra cientos de hombres y mujeres de todas partes del mundo conocieron la existencia de un café antiguo llamado “La Fontana de Oro”, el trabajo de Pérez Galdós no es valorado por su carácter publicitario, sino por ser un interesante texto descriptivo que marcó el debut como novelista de un destacado europeo que logró, a fuerza de talento y dedicación, quedar en la historia de la literatura como uno de los escritores más trascendentes del idioma español.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.