La literatura realista es una corriente que se interesa por los comportamientos de los seres humanos en sociedad. Los autores del realismo literario intentan completar una descripción detallada de la realidad, por lo que suelen volcarse a las obras de gran extensión (novelas).

Benito Pérez GaldósEl francés Jules Champfleury (1821-1889) es señalado como el padre de esta corriente, ya que fue el primero en definir su trabajo como “realista”. De todas formas, sus orígenes más remotos pueden rastrearse en la tradición inaugurada por Miguel de Cervantes (1547-1616) y en algunos trabajos de los ingleses Henry Fielding (1707-1754) y Tobias Smollett (1721-1771). Es importante destacar que la literatura realista forma parte de un movimiento más amplio que abarca a la pintura, al cine, a la fotografía y a la filosofía de la ciencia.

De esta forma, puede decirse que las obras realistas buscan desarrollar un testimonio documental de su época, lo que resulta opuesto a la intención estética del romanticismo y sus personajes extravagantes. El realismo se muestra en sintonía con los avances científicos y con lo cotidiano.

Entre las principales características literarias del movimiento, aparecen el uso constante de descripciones exhaustivas, las enumeraciones, los párrafos extensos y la utilización del habla popular como una reproducción exacta de la realidad. Por otra parte, la literatura realista rechaza el sentimentalismo y lo espiritual, al mostrar el hombre en forma objetiva y persiguiendo siempre la realidad cruda.

Los especialistas distinguen entre dos corrientes de la literatura realista: la conservadora, que exaltaba las viejas costumbres populares y que tuvo a exponentes como Juan Valera (1824-1905) y José María de Pereda (1833-1906), y la progresista, que incurría en la denuncia social con referentes como Leopoldo Alas “Clarín” (1852-1901) y Benito Pérez Galdós (1843-1920).

Aún con sus diferencias, otros autores considerados como parte de la literatura realista son Stendhal (1783-1842), Honoré de Balzac (1799-1850), Víctor Hugo (1802-1885), Charles Dickens (1812-1870), Gustave Flaubert (1821-1880), Fiódor Dostoievski (1821-1881), León Tolstói (1828-1910) y Mark Twain (1835-1910).