La mayoría de los especialistas coincide en señalar que la literatura árabe está formada por el conjunto de textos literarios escritos en lengua árabe, sin incluir aquellas obras desarrolladas con el alfabeto árabe pero en otros idiomas.

Las mil y una nochesLa literatura árabe más antigua habría surgido en el norte de Arabia hacia el año 500 A.C.: se trata de poesías que eran recitadas en voz alta y que se memorizaban para ser transmitidas de generación en generación. De todas formas, los testimonios escritos más remotos se remontan al siglo VI.

Para hablar de la literatura existente antes de la llegada del profeta Mahoma y del desarrollo del Islam (siglo VII), los árabes se refieren a la Jahiliyyah, un concepto que puede ser traducido como la “Edad de la Ignorancia”. Los poemas de aquella época son conocidos como mu”allaqat, que significa “colgados”, ya que se supone que eran colgados en los muros de la Kaaba, entonces panteón de La Meca.

Una de las obras cumbres de la literatura árabe es la colección de relatos “Las mil y una noches”, una recopilación de cuentos árabes del Oriente Medio medieval. Se cree que el compilador y traductor de estas historias fue Abu abd-Allah Muhammed el-Gahshigar, quien utilizó la técnica del relato enmarcado (mise en abyme).

La historia central de “Las mil y una noches” es la protagonizada por la reina Scheherezade, quien narra diversos relatos a su malvado esposo, el rey Shahryar, para demorar su ejecución. Scheherezade cuenta, de esta forma, distintas historias que siempre terminan con una situación de suspenso, lo que obliga a Shahryar a mantenerla con vida hasta el siguiente día, para que la mujer pueda proseguir con su narración.

Más allá de su rica historia, la literatura árabe también cuenta con grandes exponentes que escribieron en los siglos XIX y XX, como Gibran Khalil Gibran (1883-1931, quien también escribió en inglés) y Naguib Mahfuz (1911-2006, Premio Nobel de Literatura en 1988).