Corría el año 1963 cuando en Buenos Aires se produjo el nacimiento de Rodrigo Fresán, un prolífico escritor y periodista argentino que desde hace décadas enriquece con sus obras al universo literario.

Rodrigo FresánLos primeros años como exponente del mundo de las letras encontraron a este intelectual que asegura ser “un lector que escribe” como creador de textos inspirados en el cine, la gastronomía y la música.

Según se desprende al repasar su vida y obra, su debut como escritor fue inmejorable ya que “Historia Argentina”, el libro que marcó el inicio de su carrera, se mantuvo durante varios meses en la lista de best-sellers, fue aclamado por la crítica como la revelación narrativa de 1991 y consiguió ser traducido a múltiples lenguas.

Con el paso de los años, este hombre que desde 1999 reside en Barcelona (España) renovaría el interés de los lectores a través de “Vidas de santos”, “Trabajos manuales”, “Esperanto”, “Jardines de Kensington” (relato que le permitió obtener el I Premio Lateral de Narrativa), “El fondo del cielo”, “La velocidad de las cosas” y “Mantra”, entre muchos otros trabajos.

Ya consolidado como un autor de fama internacional, Rodrigo Fresán, quien suele reconocer de forma pública que Jorge Luis Borges permanece “en el adn de todos los lectores argentinos, para bien o para mal” se permitió probar suerte como traductor de colegas como John Cheever, Denis Johnson y Carson McCullers, así como también ha aceptado dirigir la colección de literatura “Roja & Negra” y desarrollar artículos para el diario “Página/12″, la revista “Letras Libres” y el suplemento cultural del periódico “ABC”.