A lo largo de su trayectoria, el escritor holandés Cees Nooteboom, quien nació en La Haya en el año 1933 y en la actualidad alterna su lugar de residencia entre su país natal, España y Alemania, se ha convertido en un reconocido autor de libros de viaje, novelas, poesías y ensayos.

Cees NooteboomYa desde su primera obra, que se publicó en 1954 bajo el título de “Philip en de anderen” y estaba inspirada en un viaje en auto-stop (“a dedo”) que realizó por territorio europeo, Nooteboom dejó en evidencia una clara postura europeísta y cosmopolita.

“Rituales”, “¡Mokusei! El buda tras la empalizada”, “Cómo ser europeos”, “Hotel nómada”, “En las montañas de Holanda”, “El desvío a Santiago” y “Allerzielen, el día de todas las ánimas” son otros de los títulos que componen la obra literaria de este escritor viajero que también ha traducido poesía española, catalana, francesa y alemana.

En materia de reconocimientos, cabe destacar que este admirador de Pedro Calderón de la Barca y de Miguel de Cervantes ha sido galardonado con premios como el Borderwijz, el Pegasus, el Grinzane Cavour de Narrativa, la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid y el Premio Internacional de Letras 2008 que le concedió la Fundación Cristóbal Gabarrón por ser un “europeísta convencido” y un “activo defensor del sentido trasnacional de la cultura”.

Más allá de conocer la obra de muchos de sus colegas, Cees Nooteboom tiene una costumbre muy especial: visitar junto a su esposa, la fotógrafa Simone Sassen, las sepulturas de escritores famosos. Incluso, el holandés ha llegado a homenajear a más de ochenta poetas y pensadores (entre los que se encuentran Pablo Neruda, Jorge Luis Borges y Thomas Mann) a través de un libro titulado “Tumbas”, donde se encargó de agregarle texto a las imágenes tomadas por su esposa en diversos cementerios del mundo.