Aunque creció en Guatemala y años después se instaló en México por motivos políticos, el escritor Augusto Monterroso (a quien apodaban “Tito”), nació el 21 de diciembre de 1921 en Tegucigalpa, Honduras.

Augusto MonterrosoLos primeros textos de este narrador y ensayista comenzaron a surgir a partir de 1959, año en el cual se publicó la primera edición de “Obras completas (y otros cuentos)”. Tiempo más tarde, la obra literaria de este guatemalteco a quien se considera como uno de los referentes de la mini ficción, se haría más extensa con títulos como “La oveja negra y demás fábulas”, “Movimiento perpetuo”, “Lo demás es silencio”, “Viaje al centro de la fábula”, “La palabra mágica” y “Los buscadores de oro”, entre otros.

Cabe destacar que Monterroso es el autor de “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”, una composición que, durante muchos años, fue señalado como el relato más breve de la literatura universal. Sin embargo, hay que decir que los logros de quien fuera integrante de la Academia Guatemalteca de la Lengua Española no quedaron sólo en ese acierto. A lo largo de su trayectoria, el escritor no sólo recibió el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de San Carlos de Guatemala, sino que también fue condecorado con el Águila Azteca por su aporte a la cultura mexicana, y reconocido con los premios Magda Donato, Villaurrutia, Juan Rulfo de Narrativa y el Premio Nacional de Literatura en Guatemala, entre otros. En el año 2000, además, obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

Augusto Monterroso falleció el 7 de febrero de 2003 dejando un valioso legado que, hoy en día, se encuentra bajo la protección de la Universidad de Oviedo luego de que la escritora Bárbara Jacobs, viuda del autor guatemalteco, decidiera donar la preciada colección a dicha institución educativa.