Adverbios de duda

La duda es una cuestión asociada a la conducta humana que, en el plano lingüístico, ha dado origen a diversos conceptos, muchos de los cuales, como en el caso de las oraciones y los enunciados dubitativos ya han sido abordados en los talleres de Poemas del Alma.

En esta oportunidad, la idea es sumar otro elemento presente en el lenguaje a través del cual el hablante puede dar a conocer un cierto titubeo o vacilación: los adverbios de duda, un grupo de palabras que dejan en evidencia una falta de certeza respecto a la realización de un hecho o situación.

Al igual que los adverbios de afirmación y negación que ya hemos presentado en artículos anteriores, esta clase de palabras posee la particularidad de poder comunicar el estado o la postura del sujeto en relación a la realidad que se aborda en la oración. La única diferencia es que, así como los de afirmación dan por cierto el desarrollo de una determinada acción y los adverbios de negación hacen lo contrario, los adverbios de duda evitan exponer la seguridad del sujeto y apelan a transmitir un mensaje de realización incierta.

«Quizás» (también aceptado como «quizá»), «acaso», «tal vez», «posiblemente», «probablemente» y «seguramente» son algunos de los términos que están agrupados dentro de la categoría de adverbios de duda.

Ejemplos de uso de los adverbios de duda:

«Quizás podamos recomponer nuestra relación»
«Probablemente viajemos a Colombia este verano»
«Seguramente tu novio logre explicarte cómo sucedieron los hechos»
«Tal vez descubramos la verdad»
«Posiblemente deba operarme los meniscos»

Comentarios1

  • Vevis

    Verónica Gudiña: Es impresionante el laburo que haces, no solo este post, todo lo que leo de vos, me deja con la boca abierta!
    Felicidades!



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.