Trastornos mentales y escritura

Trastornos mentales y escritura

En la historia de la literatura universal hay una extensa lista de escritores que se han caracterizado por padecer algún tipo de enfermedad mental o por manifestar actitudes consideradas «raras» o «demenciales».

Lo extraño es que, muchas de esas mentes desquiciadas han elaborado las historias más maravillosas que existen en el mundo de la literatura; ¿a qué se debe esta circunstancia? ¿Es la locura un signo de genialidad o padecer de lo segundo nos condiciona a la demencia? Es un tema que me interesa muchísimo y sobre el cual pienso volver; pero por el momento les traigo cuatro historias de autores que fueron considerados locos.

Ernest Hemingway

Sin lugar a dudas la vida de Ernest Hemingway se ve circunvalada por sucesos extraños y, teniendo en cuenta que el propio apellido podría utilizarse como una alegoría al suicidio, el escritor, no pudo escapar a tan dramático final.

A lo largo de su vida Hemingway intentó convertirse en el héroe de sus relatos llevando a cabo todo tipo de acciones estrambóticas, como el presentarse como voluntario para conducir una ambulancia durante varias guerras (sabido es que como soldado no podía hacerlo debido a su problema de vista). Sus vocaciones encontradas: la escritura, el boxeo, la lucha, sólo prueban sus deseos de ser vencedor, de mostrar cualidades de líder o de héroe.

Esa necesidad de probarse a sí mismo que podía con la vida, que podía vencerla no era una muestra más de que sentía un miedo aberrante a sus propios impulsos, a ese suicidio del que no podía escapar. Y no lo hizo, tal es así que cuando comenzaron sus primeras pérdidas de memoria se quito la vida con la misma arma que había utilizado su padre. Habiendo sido un escritor extraordinario y detallista, no creo que haya sido una casualidad: las casualidades no habían tenido cabida en su vida. Mucho menos en su escritura.

Trastornos mentales y escritura

Howard Lovecraft

Cuando leo a Howard Lovecraft algo se rompe en mi cabeza. La frescura y la profundidad de este escritor, creo que ha sido única. También él estaba «jodido de la cabeza». En su caso, la demencia pudo haber sido el resultado de haber vivido bajo la sombra de una madre superprotectora. Una progenitora que, indudablemente, también estaba marcada por algún tipo de trastorno: se dice que su deseo había sido tener una hija y por eso vestía al pequeño Lovecraft con ropa de niña y lo incentivaba a preocuparse por adquirir modales femeninos.

Al leer a este genio del terror psicológico encontramos una presencia rotunda de la sexualidad (en esa ausencia ruidosa) y un desprecio por todo lo vinculado con el «mundo adulto». Lovecraft renegaba del matrimonio y de la vida en pareja, tal es así que no se casó y mantuvo una vida de celibato absoluta. Su temor a encontrarse con sus deseos se ve a su vez encubierto en su misoginia, una actitud que responde a su fundamental obsesión.

Trastornos mentales y escritura

Virginia Woolf

Virginia Woolf es una de las escritoras ineludibles cuando hablamos de escritura y demencia. Todos sabemos que la autora de «La señora Dalloway» se quitó la vida ahogándose en un río que pasaba cerca de su casa; y antes de hacerlo escribió una nota a su marido en la que dejaba en evidencia que volvía a sentir una recaída. Escribió:

«Siento que de nuevo voy a enloquecer«.

Woolf era bipolar, un trastorno similar a la depresión que le impedía relacionarse con fluidez. Pasaba largos períodos recluida, después de los cuales, escribía. Algunas de esas crisis fueron acompañadas de hospitalización debido a la gravedad de sus consecuencias.

Se cree que en parte esos problemas estarían vinculados con los abusos sexuales que sufrió en la adolescencia por parte de sus dos medio hermanos; también a ello se atribuye su postura ambivalente ante la sexualidad. Es probable que estas experiencias la hayan llevado a sentirse mal, pero también es posible que, en una sociedad reservada y necia, Woolf se haya sentido absolutamente incomprendida; y ese puede ser el mayor aliciente para quitarse la vida.

Trastornos mentales y escritura

Sylvia Plath

Sylvia Plath padecía el mismo trastorno que Woolf, que también pudo ser consecuencia de ciertas experiencias que la marcarían de por vida: sus relaciones familiares y la muerte de su padre cuando tenía tan sólo 8 años. En su poesía podemos encontrar un montón de imágenes dramáticas y obsesivas, las cuales pueden ayudarnos a comprender sus razones para quitarse la vida.

Sylvia se oponía rotundamente a llevar una vida en la que no tuviera lugar la libertad y la felicidad, e incapaz de escapar a las imposiciones sociales de puritanismo y reserva, después de escribir obras monumentales que la ubicarían en un lugar único en las letras anglosajonas, se quitó la vida.

Puede que Hemingway, Woolf y Plath padecieran enfermedades mentales, puede incluso que no hayan sabido evadirse de esos monstruos contra los que luchaban a través de la escritura; lo que no tiene cabida es decir, como lo he leído en más de una ocasión, que no amaban la vida. El suicidio en ellos lo único que demuestra es una pasión tan grande por la vida que les impide concebir la posibilidad de vivirla a medias, de sufrirla.

Como decía al principio hay muchísimas historias de escritores que nos regalaron maravillosas obras y cuyas vidas fueron tristes y, en muchos casos, terminaron pésimamente. La pregunta que cabe hacerse es ¿Era la literatura una forma de escape para ellos o porque la literatura los abrazó enloquecieron?

 

Trastornos mentales y escritura

Comentarios8

  • macridi

    Muy interesantes comentarios. Supongo que la literatura los ayudó a vivir, hasta que la presión del alma atormentada nubló la mente y no quisieron continuar viviendo. macridi

  • omar leon

    escribir es una forma de que las palabras que atormentan la mente salgan haciéndolo mas fácil de sobrellevar. Eso creo yo.

    • ETERNA ROMANTICA

      Asi es .
      Sacas lo que traes en lo mas profundo de tu mente

    • lyi roseblue

      Para mi,que la literatura,
      fue(y es) escape y descanso .
      una forma de poder exteriorizar todo lo que sus almas y sus cuerpos sentían.
      encontraron así la forma de encontrarse y ser.. pero tal parece que el sufrir y el dolor
      los caracterizo. y da para mucho comentar la preg que tu haces da para màs.
      Muy buena, que digo bna ¡excelente!

      tu aportación gracias.
      saluditos : )

      ( Oye sera.. que como dicen , de músico poeta y locos todos tenemos un poco?)
      jejeje con gusto me apunto jejeje

    • ETERNA ROMANTICA

      Tienes razon Iyi roseblue respecto a esa frase de musico poesta y loco...

      La escritura es manera de expresar lo que a veces no se puede de manera oral ,
      Conozco personas que escriben tan bonito con una manera tan especial con una redaccion perfecta y cuando hablas con ellas son otra cosa .
      La imaginacion supera muchas veces a la realidad

    • Rapsodico

      Es muy difícil responder a la cuestión con la que cierras el artículo. Creo que cada persona es un mundo y aunque los problemas puedan tener similitudes, las formas de afrontarlos son distintas.
      Creo que el talento literario nada tiene que ver con las enfermedades mentales, más allá de que muchos grandes hayan podido compartir semejantes tragedias.
      Es un tema interesante que daría para muchas horas de debate. A mí, me ha aportado información interesante acerca de estos maravillosos escritores y estaré atento a seguir leyendo sobre otros.
      Un abrazo.

    • susan collazo

      Creo que lo primero, era con la escritura con quién se comunicaban mejor que con cualquier otro ser.

    • El Ángel Solitario

      Interesantes interrogantes y aportes. Creo que la escritura fue su medio de escape al mundo que tristemente vivían. Ese mundo les inspiraba sus ideas y posturas que han expresado en sus letras.

      Gracias por tu aporte

    • Edna Diaz

      En mi caso , la literature me ha salvado y puedo decirlo con rotundidad. Estos escritores sus fuerzas ocultas los mataron. eso es todo lo que les ha pasado.



    Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.