“Al faro”, de Virginia Woolf

"Al faro", de Virginia WoolfHay libros que nos cambian profundamente. En mi caso, siento un cariño especial por “Al faro” de Virginia Woolf, no sólo porque con él conocí a esta deslumbrante autora sino porque me ayudó a entender que en cualquier mínimo hueco puede haber historias, por ende, literatura. Entre los autores victorianos sin duda ella fue de las que supo estar a la vanguardia y ofrecer una narrativa fresca e inolvidable.

Así que, teniendo en cuenta lo inasible de su arte literario y mi admiración por todo lo que ha escrito, quería incorporarla a este desván de los libros perdidos y he escogido ésta que es para mí una de sus obras imprescindibles, a la que es obligatorio regresar, como volvemos a las cosas que nos transforman.

Woolf: los personajes importan

Una de las cualidades de Virginia Woolf es que es capaz de hacer mucho con poco. En sus novelas no pasan tantas cosas, pero sí hay una fuerte explosión de sentimientos. En el caso de “Al faro” la trama es más que sencilla: una madre de familia acomodada ha prometido a sus hijos que los llevará de paseo a un faro que hay en el condado. Pero una fuerte tormenta y otros obstáculos se interpondrán y pondrán en peligro los planes de la madre y el deseo de los niños.

A partir de esa idea: la planificación de un viaje, Woolf construye la historia de una familia y nos presenta uno a uno a cada uno de los individuos que la conforman. Se aferra para eso a los saltos temporales que se ven reflejados en los cambios que el paso del tiempo produce sobre la casa en la que transcurren los hechos.

Woolf nos dice en cada nueva aventura “no te centres en lo que parece importante” y nos conduce hacia los rincones menos iluminados de la historia para mostrarnos el comportamiento de los personajes en la intimidad, sus miedos, sus frustraciones, su pasado. Y es que su verdadero trabajo literario estuvo enfocado a la creación minuciosa de sus criaturas, y el resultado es realmente asombroso. Aprovecho que ayer escribí sobre la creación de personajes para recomendarles a Virginia, y especialmente esta obra, porque creo que puede ser de mucha utilidad para comprender de qué forma se consiguen criaturas literarias inolvidables.

"Al faro", de Virginia Woolf

Aportes modernos a la novela

En las novelas de Woolf hay modernidad y evolución. La estructura que escoge para contar sus historias se aleja totalmente del estilo clásico y adopta formas diversas. En “Al faro” nos encontramos con una historia dividida en tres partes donde cada una representa una determina etapa en la vida familiar.

Si bien es cierto que el disparador de la novela es el viaje al faro, esta idea central le permite a la autora hacer una remembranza en la vida de estos personajes para contarnos porqué son como son y qué cosas han tenido lugar en la casa en la que ahora habitan. Por otro lado, los elementos principales de cada parte son bien diferentes entre sí y la escritura va fluyendo a través de ellos de una forma natural e íntima.

A Woolf no le interesan los hechos, su mirada se posa en las criaturas que habitan sus historias y en la forma en la que ellos perciben el mundo que les rodea; por eso, leerla es sumergirse en un océano convulso de emociones contradictorias e intentar nadar de una isla a otra (asumiendo que cada una es un personaje) a fin de buscar un espacio de calma, que nunca llega: porque todas sus criaturas tienen remordimientos, miedos y una manera peculiar de enfrentar la realidad.

"Al faro", de Virginia Woolf

La gran obra de Woolf

Por supuesto, también tenemos en este libro un espacio de reflexión acerca de los derechos de las mujeres, y ese es otro importante aporte de Woolf a nuestro mundo; algo por lo que todos deberíamos estarle agradecidos. Su infancia en el seno de una familia conservadora, en un mundo también inflexible, la marcó profundamente y la llevó a repensarse a sí misma como mujer: y esa búsqueda personal la reflejó de forma contundente en su escritura.

Para muchos, “Al faro” es la novela más autobiográfica de Virginia. No sólo la figura de Mrs. Ramsay es una personificación de la imagen que tenía de su madre (fallecida muchos años antes), sino que a lo largo de la historia escarba y repiensa la relación que tenían sus padres entre sí, el ambiente familiar que caracterizó su infancia y sus propias experiencias como hija-hermana.

“La señora Dalloway”, “Orlando” y “Las olas” son libros monumentales que marcaron un antes y un después en la historia de la literatura y que, a muchos de nosotros nos han afectado considerablemente en la forma en la que encaramos la escritura, ¡qué duda cabe! No obstante, creo que no hay nada de lo escrito por Woolf que supere “Al faro” . Por eso quería traer este libro al desván de los libros perdidos; espero que le den una oportunidad.

Sobre esta obra escribió Woolf en su diario:

¡No dejen escapar esta lectura fabulosa!

"Al faro", de Virginia Woolf

Comentarios1

  • AZULNOCHE

    Gracias por la recomendación.
    No lo conocía, si tengo Las olas, un libro escrito con una maravillosa prosa.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.