Profundizando la obra de Virginia Woolf

Virginia Woolf es una escritora británica que se caracterizó por refrescar el género de la novela, trayendo nuevos elementos que abrieron muchas posibilidades para los futuros novelistas. Introdujo dentro del género, la lírica como forma de expresión, dándole una importancia absoluta al universo oculto de los sentimientos, y, pese a que su mundo era sumamente machista, supo hacerse un lugar y reivindicar el espacio que le corresponde a la mujer no sólo en el mundo de la literatura, sino también en la sociedad en general.

Su aporte a la literatura

Sin lugar a dudas, es Virginia Woolf una de las escritoras que más ha modificado el género de la novela durante el siglo pasado y una artista apasionada, que ha sabido volcarse desinteresadamente y de forma intensa al mundo de las letras y ha dejado obras magníficas.

Además de ficción, escribió ensayos literarios y se dedicó a la lucha por los derechos de la mujer. En su obra “Una habitación propia”, por ejemplo, dice que una mujer necesita tener su propio dinero para poder mantenerse sola y dedicarse a escribir, es la forma en la que puede conseguirse un cambio. Nacida en una época donde el machismo era imperante, Virginia, supo hacer frente a todos los conflictos sociales y luchó a fuerza de pluma por conseguir un espacio en el mundo literario; como era de esperarse, lo consiguió, porque era única en lo que hacía, y porque hay que ser muy necio para no reconocer la grandeza y el increíble talento que la llevaba a escribir las cosas fantásticas que escribió.

Se deshizo de los prejuicios que entonces también reinaban en la literatura y se salió completamente de la narrativa realista, ofreciendo una manera muy única de expresarse, fusionando la poesía con la narrativa y creando un estilo nunca antes presenciado.

¿Era Virginia Woolf homosexual?

Se dice de Virginia que era lesbiana, yo diría que afirmar esto es incorrecto. No tendría absolutamente nada de negativo que lo fuera, pero me parece que encasillarla en un grupo, heterosexual u homosexual, no sería adecuado, pues ella escapaba a cualquier etiqueta que desearan ponerle.

Me atrevería a decir que Virginia estaba convencida de que la sexualidad es algo amplio, que no debe estar restringido por los parámetros sociales comunes y que el amor es algo puro que nada tiene que ver con la idea de unir los opuestos, sino más bien de unificar a dos seres que se desean, sin importar la sexualidad de cada uno. Considero que era una mujer íntegra, con ideas revolucionarias y abiertas, que amó profundamente tanto a su esposo Leonard Woolf, a quien le dejó antes de suicidarse una carta sumamente clara y enternecedora; como a su amada Vita Sackville-West, para quien escribió la majestuosa y romántica obra “Orlando”, y que fue gracias a tener ideas como esas que pudo escribir lo que escribió y que dejó tanto como dejó.

La razón de ser de la novela para Virginia

Virgia Woolf fue una escritora dedicada completamente a la literatura y en sus obras plasmó personajes muy profundos, con realidades difíciles de enfrentar para ellos. Se caracterizó por mostrar de forma clara los pensamientos de esos seres, por ahondar en sus infiernos mentales, intentando que no hiciera falta de un narrador que tuviera que explicarlo todo. A través de sus historias, la autora intentó desprenderse del mundo material para reflejar una realidad invisible pero existente, un mundo poderoso y necesario: el alma, la simpleza que se esconde detrás de las pequeñas cosas, en fin, los detalles de lo desconocido.

Lo fascinante de la obra de Virginia es que fue capaz de crear tramas valiéndose de los pensamientos de los personajes, adentrándose en la oscuridad de los seres e intentando expresar lo inmaterial, aquello que puede perderse fácilmente pero que, según creía, era lo único que realmente importaba de esta vida. Es sólo a través de la comprensión de esas ideas, de los miedos, de las miserias, de los razonamientos de cada uno de sus personajes, como podremos seguir el hilo de la trama de sus novelas. Esta particularidad que convierte a sus obras en “meramente Woolf” puede apreciarse sobre todo en “El cuarto de Jacob”, “Al faro” y “Las olas”.

Escribir para no morir y morir escribiendo

Algunos expresan que si la tristeza tuviera un nombre no sería otro que Virginia Woolf, y no caben dudas de que, indudablemente era un alma apenada e incapaz de sostenerse sin sufrir abundantes crisis. Es que, una de las mayores dificultades de Virginia fue su depresión, la cual la afectó por primera vez al morir su madre, cuando tenía 13 años, y no la abandonó hasta el día de su muerte. Cabe destacar que dicha afección solía venir especialmente cuando estaba a punto de concluir alguna novela y que la manera en la que la enfrentaba era transmitirla en experiencias en sus personajes; por ejemplo en “La senora Dalloway”, Septimus Warren-Smith sufre de neurosis de guerra y finalmente se suicida a causa de ello. Se dice que en esa etapa la autora se aislaba más y sus crisis eran muy fuertes, sin embargo, en cuanto terminaba la historia todo volvía a la normalidad, para poco tiempo después comenzar a escribir algo nuevo.

Cada escritor tiene sus razones para escribir, Virginia sabía que lo hacía porque era el único modo de huir de su enfermedad y del oscuro universo de su mente. Y escribió convencida de que era lo que debía hacer, y dejó las mejores obras de su época, llegando a alcanzar algo que era impensable en aquel momento, que sus obras fueran comparadas con las de cualquier contemporáneo suyo del sexo opuesto, y superaran todavía las de éste.

Sin embargo, parece que para ella no era suficiente, su pena crecía con los años y no pudo sobre ponerse a ella. El 28 de marzo de 1941, cuando tenía 59 años, Virgia Woolf se suicidó, ahogándose en el río Ouse. Lo último que escribió fue una emotiva carta a su esposo, expresándole lo mucho que le había amado, lo feliz que había sido a su lado y rogándole que procurara su bienestar. Escribió:

Comentarios1

  • Pruden

    Buf, qué fuerte! Y, a la vez, qué admirable! Los misterios de la mente...



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.