Oscuridad, misterio y secretos, los ingredientes de las novelas de Marcelo Luján

Uno de los escritores argentinos que en estos momentos destaca especialmente dentro del género de la novela negra es, sin duda alguna, Marcelo Luján. Un autor que ha conseguido avalar su trayectoria no sólo con el seguimiento del público sino también con una serie de galardones que vienen a dejar patente su calidad y su aportación a la Literatura. Así, ha logrado distintos reconocimientos como sería el caso del Premio Ciudad de Getafe o el Ciudad de Alcalá.

Quien quiera entrar de lleno en el mundo creado por este artista de las palabras debe saber que al pasar la primera página de cada libro está entrando de lleno en un universo donde los secretos, el misterio y la oscuridad, física e interior, son los que dominan en todo momento el hilo narrativo.

Eso es, por ejemplo, lo que sucede con el trabajo En algún cielo que se publicó en el año 2000. Este está compuesto por un total de seis relatos que tienen en común su relación con la cara más amarga del ser humano. Así, puede contemplarse en las historias que giran entorno a un hombre que secuestra a su ex novia para matarla, un antiguo soldado que ahora se encuentra viviendo en la ciudad contra la que luchó en el pasado o un hombre que viaja toda la noche en un tren de mala muerte con la única intención de alejarse de algo de lo que no puede separarse ni olvidarse.

Por culpa del destino

El misterio que rodea a todos estos personajes es el que también envuelve a la historia que se narra en la novela titulada El desvío, que vio la luz en el año 2007.

El eje central del relato es la figura del protagonista, Luque. Este es un hombre que lleva durante ocho años viajando en su furgoneta incansablemente, yendo de pueblo en pueblo. Será precisamente durante el transcurso de uno de esos trayectos cuando suceda algo que le cambiará para siempre la vida y su forma de entenderla.

Mucho más propio del género policíaco es, sin embargo, la novela La mala espera, de 2009, aunque ciertamente comparte con la anterior el que un hecho inesperado es el que cambia el rumbo de las cosas.

En este caso, quien ve como su cotidianeidad se altera repentinamente es Nene, un argentino que lleva varios años viviendo en Madrid donde trabaja para uno de los mayores narcotraficantes, que además tiene su propia red criminal.

El momento en el que el protagonista vea cambiar su destino es cuando acepta el encargo de quedarse con parte de la mercancía, cocaína, que se transportará en el cuerpo de unos niños latinoamericanos. Eso dará lugar a que Nene esté en el punto de mira de la organización para la que trabaja y en esa tesitura además irá descubriendo cómo muchas de las personas en las que confiaba no son lo que parecen. Y es que detrás de todo ello existe una venganza que ha estado oculta durante tres décadas para finalmente poder salir a la luz.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.