Literatura dominicana

Dicen los historiadores que el primer texto literario escrito en República Dominicana del que se tengan registros es el «Diario de navegación» de Cristóbal Colón. Allí, al almirante genovés describía los paisajes y los pobladores del continente americano.

Juan BoschDe todas formas, la literatura dominicana que se desarrolló antes del siglo XIX se enmarca dentro de lo que es conocido como literatura colonial. José Núñez de Cáceres (pionero en la utilización de la literatura para la denuncia social y política), Juan Pablo Duarte (considerado como uno de los padres de la patria), Manuel de Jesús Galván y Salomé Ureña son algunos de sus exponentes.

La poesía dominicana, por su parte, tuvo su época de esplendor en el siglo XIX, cuando Ureña, José Joaquín Pérez y Gastón Fernando Deligne, entre otros, se volcaron a la modernidad literaria. En el siglo XX surgen las vanguardias y autores como Manuel María Valencia y Fabio Fiallo.

La novela de República Dominicana tuvo sus orígenes con obras como «Los amores de los indios» de Francisco Angulo Guridi (publicada en 1843), «El montero» de Pedro Francisco Bonó (1856) y la reconocida «Enriquillo» de Manuel de Jesús Galván (1879). Cabe destacar que el éxito obtenido por «Sólo cenizas hallarás» de Pedro Verges, que logró los premios Blasco Ibáñez y el de la Crítica en España en 1980.

En cuanto al cuento, es imposible no referirse a la figura de Juan Bosch, quien escribió las colecciones tituladas «Cuentos escritos antes del exilio», «Cuentos escritos en el exilio» y «Más cuentos escritos en el exilio».

Entre los principales autores actuales, se destaca Junot Díaz, ganador del Premio Pulitzer de Novela 2008. Este galardón fue considerado por la prensa dominicana como el premio más importante jamás otorgado a las letras dominicanas, ya que Díaz sucede entre los escritores distinguidos a íconos como William Faulkner, Ernest Hemingway, Tennesse Williams, Arthur Miller y Norman Mailer.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.