“Las ciudades invisibles”, de Italo Calvino

"Las ciudades invisibles", de Italo CalvinoHoy les traigo otro libro rescatado del desván de los libros perdidos; en esta oportunidad le toca el turno a una obra difícil de clasificar: “Las ciudades invisibles” de Italo Calvino.

Un libro de viajes extraño(s)

Con el objetivo de plasmar de una forma divertida las crónicas de sus viajes a Italo Calvino se le ocurrió inventar una serie de lugares y dotarlos de personalidad: concibió “Las ciudades invisibles”, un libro que se hizo sumamente popular y al que todavía leemos con fascinación.

En esta historia nos encontramos con Kublai Kan, emperador de los tártaros, que gobierna su gran imperio, y siente una verdadera preocupación: debido a que tiene un gran territorio que gobernar no puede conocer con exactitud el estado de sus dominios. Su situación cambia con la llegada de Marco Polo un apasionado viajero que le pasa el parte de todas las ciudades que ha ido visitando. De este modo Kan viaja por su imperio, se deja embriagar por el vino de ciertos lugares, recorre las calles pavimentadas de diferentes ciudades y se conmueve con las muestras de arte de los rincones de su imperio.

Pero lo que ve el Gran Kublai Kan no le agrada. En un mundo devastado y que va directo a la ruina, descubre que su ilimitado poder no sirve de nada ya que no podrá salvar a ese bello mundo de la destrucción. Ante el dolor que provoca tamaña melancolía necesita crearse una realidad en el que las ciudades funcionen, en donde ese mundo se mantenga a salvo. Por eso Kan decide cambiar las reglas del juego: le propone al viajero que él será quien describa las ciudades y será Marco Polo quien tendrá que verificar si dichas ciudades existen. Así, se va levantando un mapa de ciudades invisibles donde podemos encontrarnos con el talento incuestionable de Calvino y su elegancia estilística.

De alguna forma podría decirse que Calvino se creó un universo donde respirar, donde la vida marchase de forma ordenada y utópica. También puede leerse esta obra como una crítica a los problemas del modernismo y que pone en evidencia las imposiciones que vive la humanidad a causa de la vida moderna.

"Las ciudades invisibles", de Italo Calvino

Características fundamentales de la obra

Uno de los elementos fundamentales de este libro es la combinación de diversos tiempos verbales en la narrativa: el pasado y el presente que se funden y dan lugar a un tiempo nuevo atemporal, que rompe con las bases de la narratología. Y es en este estado de atemporalidad en el que la narrativa de Calvino se acerca a la poesía.

“Las ciudades invisibles” se caracterizan por representar cada una de ellas una emoción o una actitud humana frente a la vida. De este modo, los cuentos que tienen lugar en estas ciudades narran historias de muerte, de deseo, de pasiones. Así aparecen ciudades escondidas, ciudades continuas, ciudades sutiles, ciudades que trabajan con la historia y la memoria.

Con tan sólo nueve capítulos esta obra nos lleva en un viaje a través de ocurrentes ciudades ideadas con esmero y buen gusto por Calvino, cuya estructura se caracteriza por mostrar en el comienzo de cada relato la categoría a la que pertenece la ciudad. (Cada categoría tiene unas cinco ciudades invisibles que encajan en la descripción).

Cabe mencionar que este libro puede leerse como una bella prosa poética que se impone con un lenguaje que intenta abarcar nuestras emociones y conmover nuestra sensibilidad. Historia, geografía y narrativa se funden en una serie de relatos fantásticos que nos permitirán sentir que viajamos, como sólo los buenos libros pueden hacer que nos movamos.

"Las ciudades invisibles", de Italo Calvino

Además, la lectura de estos relatos nos lleva a reflexionar en torno a nuestra propia vida y a la forma en la manejamos nuestros tiempos y disfrutamos de nuestra mortalidad. Entre los detalles referentes al estilo de la escritura cabría mencionar que se encuentra construida en base a diálogos que se entrelazan y que se encuentran bañados de una sincera elocuencia y de un uso adecuado de recursos tomados a la poesía lo que permite que el texto se envuelva en un léxico amable y lleno de fuerza poética.

“Las ciudades invisibles” de Italo Calvino es una de esas obras que no pueden faltar en ninguna biblioteca y que creo no podía faltar en este ciclo del desván de los libros perdidos. Al igual que esta maravillosa historia les recomendamos otros títulos que hemos rescatado con anterioridad en este ciclo, tales como: “El navegante dormido” (Abilio Estévez), “Eugenio Oneguin” (Alexandr Pushkin) o “La caída del rey” (Johannes V. Jensen).

"Las ciudades invisibles", de Italo Calvino

Comentarios1

  • La Pilarica

    Muy interesante. Una forma de viajar!



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.