Acerca del editor Jorge Herralde

Siempre solemos estar al tanto de la vida de los escritores, de todo cuanto publican; sin embargo, a veces nos olvidamos que un eslabón fundamental a la hora de hablar de las publicaciones, es el editor.

Ese intermediario responsable de que los libros lleguen a las librerías, de que los autores tengan un espacio en el mundillo literario. En este artículo hablaremos acerca de Jorge Herralde, unos de los más famosos editores españoles y fundador de la editorial Anagrama.

Jorge Herralde y Anagrama

Jorge es el mismo hombre inteligente, un tanto impulsivo, exigente y divertido, que en 1969 fundó la editorial Anagrama, la cual se ha caracterizado por presentar cuantiosos catálogos de la más alta calidad literaria, escogidos parece como con lupa.

Además de editor, Jorge escribe y ha realizado un libro que tituló «Por orden alfabético. Escritores, editores, amigos», donde muestra la página en blanco detrás de cada autor. Los escritores van apareciendo en forma alfabética y son presentados a través de anécdotas, lecturas entre líneas, conversaciones literarias y pequeñas curiosidades. Esta obra es una muestra de que Jorge además de coleccionar buenos escritores, les hace un lugar en su vida, les dedica tiempo y se absorbe de todo lo que a ellos les rodea.

Entre los autores que aparecen se encuentran: Jesús Aguirre, Julian Barnes, Pierre Bourdieu, Raymond Carver, Rafael Chirbes, Patricia Highsmith, Carmen Martín Gaite, Terenci Moix, Vladimir Nabokov, Ricardo Piglia, Sergio Pitol, Arundhatu Roy, Tom Sharpe, Antonio Tabucchi, Enrique Vila-Matas y Juan Villoro.

Amigo de Bolaño

Roberto Bolaño conoció a Herralde durante los ´90, cuando todavía no era lo conocido que posteriormente fue. Había trabajado hasta entonces de forma secreta, presentándose a concursos, ganando varios de ellos pero sin conseguir llegar de forma masiva al público, y ejerciendo múltiples oficios para ganarse la vida.

De hecho, cuando Herralde lo conoció, Bolaño ya había escrito una de sus famosas obras, llamada «La Literatura Nazi en América», la cual la había enviado para participar del Premio Herralde de Novela, pero que había retirado del concurso antes de que se efectura el fallo.

Herralde se ofuscó por esa actitud, había leído la obra y le había encantado y por eso le escribió al autor, quien expresó que Seix Barral había comprado el manuscrito y esa era la razón por la cual lo había retirado. Posteriormente ofreció a Herralde el manuscrito de su novela «Estrella Distante» y del libro de cuentos «Llamadas Telefónicas», con los cuales debutó en Anagrama, participando de la colección de escritores editados por Herralde.

Con el paso del tiempo Bolaño y Herralde se hicieron amigos y describirían esa relación como «una gran amistad basada en el humor, la mala leche y el amor por la literatura».

Cuando en julio de 2003 Roberto Bolaño dejó este mundo, su amigo Herralde dijo:

La labor del editor

Según lo expresa Hubert Nyssen en «El arte del descubrimiento», un editor literario, sea joven o maduro, tiene que tener ansias de descubrir, de encontrar a un autor desconocido y saber reconocer su valor.

El trabajo de un editor no es conseguir vender bien su mercancía (aunque desgraciadamente hoy en día es lo que se ve), sino saber encontrar mercancía buena, capaz de ser introducida en el mercado y que aporte algo absolutamente nuevo e invaluable.

Su tarea es obrar de intermediario entre el autor y los lectores, consiguiendo que buenas obras lleguen al mercado adecuado. Será el que sepa reconocer para qué tipo de público va orientada cada obra y quien sepa colocarla en el lugar donde pueda llegar a los lectores que vayan a apreciarla.

Para conseguir llevar a cabo su labor, el editor debe comportarse como un explorador, realizando un ejercicio de observación que lo lleven a identificar alguna perla o, en caso de tener muy buena suerte, a descubrir un yacimiento de estas piedras preciosas.

Secreto de Herralde

Sin lugar a dudas, Herralde es el ejemplo del editor recomendado, siendo que ha sido capaz de descubrir a preciosos escritores y darles la oportunidad de acercarse a los lectores que habían nacido para ellos.

El propio Jorge expresa que puede defender con claridad cada libro que ha editado, porque lo ha hecho con razones válidas, convencido de que debía hacerlo. Además de haber editado a grandes autores de esta era como Bolaño, Copi y Carver, ha publicado casi todo de su escritor favorito, Navokov.

Publicar un libro es una tarea ardua, lo es tanto para el escritor como para el editor, atreverse a apostar por una obra no es una decisión sencilla, tiene sus riesgos y sólo se sabe si se ha hecho bien si los resultados obtenidos son los esperados.

Por otro lado, esta tarea también tiene altibajos, ciertas complejas negociaciones, la lidia con algunos egos, y además muchas veces se publican buenas obras que no triunfan porque el público no se da por enterado. Esto es lo que le pasó a Herralde con Kapuscinski, quien recién fue apreciado tras la publicación de su sexto libro, Ébano.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.