Cuando dos vocales se encuentran juntas en una misma sílaba, forman un diptongo. Si son tres las vocales contiguas dentro de la misma silaba, se habla de triptongo. En cambio, cuando aparecen dos vocales contiguas pero que pertenecen a sílabas diferentes, conforman un hiato. Por lo tanto, las vocales contiguas en una misma palabra pueden formar diptongos, triptongos o hiatos.

Hiatos, diptongos y triptongosEn el caso de las palabras que presentan diptongo o triptongo, mantienen las reglas generales de acentuación. Si la palabra lleva tilde, se coloca sobre la vocal abierta del diptongo o triptongo (a, e, o) o sobre la segunda vocal cuando las dos vocales del diptongo son cerradas (i, u). Por ejemplo: canción, después, murciélago, lingüística.

Las combinaciones de dos vocales cerradas diferentes (ui, iu) o de una vocal abierta con una cerrada átona (ai, au, ei, eu, ia, ie, io, oi, ou, ua, ue, uo) siempre forman diptongos (ejemplo: guión). De todas formas, las palabras monosílabas con diptongo admiten la acentuación como bisílabas si se pronuncian con hiato.

Cabe destacar que los diptongos o triptongos que finalizan en Y no llevan tilde (Uruguay, Gualeguay) y que la H intercalada entre dos vocales no influye en su pronunciación como diptongo o hiato. Por lo tanto, no afecta a su acentuación.

Hay que tener en cuenta, por otra parte, que tres vocales contiguas en una palabra no implica que ésta contenga un triptongo. En la palabra comeríais (co-me-rí-ais), por ejemplo, aparece un hiato y un diptongo.

En cuanto a los hiatos, de acuerdo a las normas generales de acentuación, se forman por la combinación de dos vocales abiertas distintas (caótico, loable, toalla, almohada), dos vocales iguales (leemos, zoólogo) o una vocal cerrada átona seguida de una vocal abierta tónica (lió, liar).

Los hiatos constituidos por una vocal abierta átona (a, e, o) y una vocal cerrada tónica (i, u) siempre llevan tilde: caí, ataúd, reímos, sabía, frío, dúo.