La escritora hondureña Leticia Silva de Oyuela falleció a los 72 años de edad en un hospital privado de Tegucigalpa, según confirmaron sus familiares a los medios de prensa. “El deceso de la escritora es una pérdida verdaderamente sensible para la nación hondureña”, opinó el historiador Mario Argueta.

Leticia OyuelaLa autora, conocida como “Lety”, se encontraba casada con Félix Oyuela, padre de sus seis hijos (Mario, Fernando, Felipe, Rossana, Ángela y Mercedes). Nacida el 20 de agosto de 1935 en la capital hondureña, cursó estudios de Leyes en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (donde más adelante sería nombrada doctora honoris causa en Humanidades) y luego se especializó en Historia en España, Italia y México.

A lo largo de su extensa carrera en el ámbito cultural y artístico, se desempeñó como directora de la Galería Nacional de Arte y coordinadora del Comité de Apoyo de la Fundación para el Museo del Hombre. Además, desde hace siete años, trabajaba como columnista del periódico “El Heraldo”.

Su última columna en este diario apareció el pasado 19 de enero, con el título de “Veinticuatro millones de cervezas”. Allí la escritora reflexionó sobre la cantidad de cervezas que bebieron los hondureños entre noviembre y diciembre de 2007.

Oyuela ha publicado libros “Dos siglos de amor”, “Ángeles rebeldes”, “Un siglo en la hacienda”, “Arte y evangelización” y “La pintura naif en Honduras”, entre otros. Sus obras le valieron distintos reconocimientos, entre los que se destacan el Premio Histórico Rey Juan Carlos de España, la condecoración Pontifice Et Eclecsiae que otorga el Vaticano y el Laurel de Oro de la Secretaría de Cultura hondureña.

Tras conocerse el deceso, el sociólogo Rolando Sierra comentó que, “en el transcurso de su vida, Oyuela se constituyó como una de las personas más importantes en la vida intelectual y cultural de Honduras”.