Como sabrán, Poemas del Alma intenta, día a día, realizar la mayor cantidad de aportes vinculados al mundo de las letras para, de esta forma, ofrecer un sitio completo donde aquellos que se interesen por el ámbito literario puedan encontrar actualidad, opciones que promuevan la participación de todos los lectores, biografías y contenidos inspirados en todo tipo de libros.

La diversidad a la hora de redactar los artículos y el respeto por las preferencias de cada uno de ustedes son los pilares fundamentales de los textos que, a diario, publicamos en este espacio. Por esa razón, intentamos abordar todos los géneros y temáticas relacionadas a la literatura para que todos puedan hallar material de interés en esta página.

En esta oportunidad, hemos elegido hacer referencia al contenido de “Tus zonas erróneas”, un exitoso libro creado por el psicoterapeuta estadounidense Wayne W. Dyer.

Al ser una de las tantas propuestas que se definen como de autoayuda (segmento que consigue cosechar tantos respaldos como críticas), esta obra tiene la capacidad de generar la misma cantidad de elogios como de comentarios negativos. Frente a este libro, pues, los lectores se dividen entre quienes lo encuentran interesante y valioso y aquellos que se oponen a la idea de que existan publicaciones enfocadas a mejorar la calidad de vida de la gente.

Aunque todos tenemos la libertad de hacer lo que nos parezca más acertado y nadie tiene derecho a criticarnos si buscamos solucionar nuestros problemas a través del contenido de un libro, jamás debería perderse de vista que “Tus zonas erróneas” es una obra general que intenta dar ciertas pautas para lograr una realidad más feliz. No es un manual que impone instrucciones, no son recomendaciones a medida de nuestras necesidades ni un sinónimo de soluciones absolutas.

En sus páginas, uno puede encontrar párrafos capaces de disparar diversas reflexiones sobre los motivos que, a veces, nos llevan a sentirnos desbordados por todo tipo de compromisos y abrumados por complejos de culpa o inseguridad.

Como todo libro de autoayuda, “Tus zonas erróneas” intenta mostrarnos un camino a seguir e invita al lector a replantearse ciertas cuestiones, pero está en cada uno de nosotros saber apreciarlo sólo como un material de referencia para progresar y no como una doctrina incuestionable que debemos cumplir si queremos ser felices.