El pasado miércoles, el destacado escritor argentino Ernesto Sabato celebró sus 98 años de vida. Por esa razón, desde Poemas del Alma quisimos, a modo de homenaje, finalizar la semana con un artículo inspirado en su figura.

Como recordará más de un amante de la literatura, a lo largo de su trayectoria Sabato ganó fama, admiración y respeto a nivel mundial gracias a obras como “El Túnel”, “Sobre héroes y tumbas”, “Abaddón el exterminador” y “Uno y el universo”, entre otras.

Si bien todos sus trabajos merecieron elogios y sirvieron para demostrar las brillantes aptitudes literarias de este ensayista y novelista nacido en la provincia de Buenos Aires el 24 de junio de 1911, hay, dentro de su legado, un libro que se destacó por sobre el resto y logró convertirse en una de las novelas argentinas más sobresalientes del siglo XX. Su título, tal como se puede advertir al leer la presentación de este artículo, es “Sobre héroes y tumbas”.

En este relato que fue editado por primera vez en 1961, la acción se desarrolla en torno al General Juan Lavalle, cuyos seguidores, tras ser derrotados, decidieron llevar al exilio el cadáver de su jefe.

Con esa situación como fondo, los lectores también pueden conocer, a través de “Sobre héroes y tumbas”, la creación de una trama siniestra impulsada por una organización de ciegos ficticia y las vivencias de Alejandra Vidal y Martín Del Castillo, una joven pareja que mantiene una relación tormentosa y es incapaz de superar los obstáculos y los dramas que aparecen frente a ellos.

Por reunir particularidades importantes que contribuyen a entender el argumento de esta obra, una familia argentina de apellido Vidal Olmos posee un lugar destacado dentro de “Sobre héroes y tumbas” ya que este grupo, cercano a la tradicional aristocracia criolla, parece estar marcado por un destino trágico donde hay lugar para el incesto, el amor y el odio.