El escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez pudo conquistar al mundo y consolidarse como autor a través de obras como “Cien años de soledad”, “El otoño del patriarca”, “Crónica de una muerte anunciada” y “El amor en los tiempos del cólera”, entre otros.

Sin embargo, antes y después de haber lanzado esos libros su espíritu creativo lo llevó a crear otros relatos que, pese a ser un poco menos conocidos que los mencionados, no dejan de llamar la atención de los amantes de la literatura.

En el caso de “Ojos de perro azul”, por ejemplo, el interés no sólo surge por tener como autor a Gabo, sino también por el curioso título elegido para dar a conocer esta propuesta compuesta por cuentos escritos entre 1947 y 1955 que se lanzó como libro en 1974.

Aunque este trabajo ya tiene varios años de circulación, todavía existen personas deseosas de descubrir qué ofrece esta antigua obra que parece encontrar inspiración en la figura de una mascota de color azul, una tonalidad cromática algo extraño por tratarse de un perro.

Si bien, en esta oportunidad, diremos que “Ojos de perro azul” es una colección de historias que, valiéndose del mundo interior de cada uno de los protagonistas, consigue reflejar la realidad con un poco de distorsión pero con absoluta veracidad, serán ustedes quienes descubran, a través de la lectura, el encanto más profundo de este trabajo.

Como podrán comprobar aquellos que lean este libro, en “Ojos de perro azul” el Nobel colombiano no sólo comienza a describir Macondo (ese escenario ficticio que, con el paso de los años, se volvió tan famoso, creíble y respetado como su creador), sino que también se anima a enfrentar al lector con esa circunstancia inevitable (e indeseable en la mayor parte de los casos), que es la muerte.