Contrapunto, de Aldous Huxley

“Point Counter Point” (o “Contrapunto” según su título en español), es una novela elaborada por el escritor inglés Aldous Huxley que apareció por primera vez en 1928, tres años después del lanzamiento del relato satírico conocido como “Arte, amor y todo lo demás”.

ContrapuntoTanto para el también creador del ya mencionado clásico titulado “Un mundo feliz” como para la crítica en general, esta es una de las obras de su autoría más ambiciosas y sobresalientes.

Si alguien les recomendó el material sin detallarles de qué se trata esta propuesta que, pese al paso del tiempo, no ha sido olvidada por los amantes de la literatura, presten atención a los párrafos siguientes porque en ellos encontrarán la información necesaria como para evaluar si este libro puede llegar a resultarles de interés.

Antes de disfrutar el contenido de “Contrapunto”, conviene tener en cuenta que, a la hora de desarrollar este texto, Huxley se inspiró en el contrapunto musical. De este modo, el escritor logró ofrecer un relato donde se pueden apreciar acciones simultáneas que avanzan de forma paralela. Valiéndose de la raíz artística que une a la música con la literatura, el novelista logró musicalizar esta obra al adaptar a la ficción los efectos que se pueden llegar a lograr en una composición musical.

En “Contrapunto”, el lector se enfrenta a una interesante y original novela coral donde hay muchos personajes que se entrecruzan, aunque son las vivencias de Rampión (a quien, por las características de su personalidad, varios lectores asociarán con D. H. Lawrence) las que parecen sobresalir entre todas las historias personales que se narran. En definitiva, podría decirse que esta apasionante creación de Huxley que se inspira en la Inglaterra de entreguerras, intenta retratar a una sociedad repleta de contradicciones, desigualdades e injusticias.

¿Si “Contrapunto” es una propuesta recomendable? Sí” pero cada uno tiene sus propias preferencias y no tiene por qué opinar bien de un relato si éste no los cautivó. Lo ideal es leer de todo un poco para cultivar el intelecto, pero la lectura jamás debería ser desarrollada por moda o por mandatos sociales porque se trata de una actividad vinculada al placer que, por lo tanto, debe ser desarrollada con convicción y ganas.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.