Ecuador es un verdadero crisol de etnias y culturas. Indígenas, afroecuatorianos, mestizos y descendientes de españoles se reparten sobre la costa, la sierra, el oriente y la región insular. Aunque el idioma oficial del país es el castellano, en el territorio ecuatoriano también conviven lenguas indígenas como el kichwa shimi, awapit, paicoca y záparo, entre otras.

César Davila AndradeLa literatura ecuatoriana se caracteriza, en rasgos generales, por su tinte costumbrista y por encontrarse ligada a los sucesos nacionales. Las narraciones suelen girar en torno a la vida y las problemáticas de los ciudadanos.

Ecuador, por supuesto, cuenta con una buena cantidad y calidad de poetas. Sin embargo, no son pocos los que afirman que la poesía ecuatoriana es muy poco conocida fuera de sus fronteras, ante la falta de difusión y la escasez de antologías.

En la época colonial, al igual que en el resto de la región, la poesía solía tener temática religiosa o estar dedicada a personajes de la nobleza. Juan Bautista Aguirre (1725-1786) y Jacinto de Evia son algunos de los referentes literarios ecuatorianos de aquel tiempo.

Durante el siglo XIX surgen poetas como José Joaquín Olmedo (1780-1847), autor del poema épico “Canto a Bolívar”, y la poetisa Dolores Veintimilla de Galindo (1829-1857), quien se suicidó a los 28 años de edad.

De todas formas, los especialistas consideran que lo mejor de la poesía ecuatoriana apareció en el siglo XX, con el auge del modernismo y, más adelante, de la vanguardia. Medardo Ángel Silva (1898-1919), Arturo Borja (1892-1912), Humberto Fierro (1890-1929), Ernesto Noboa Caamano (1891-1927), Jorge Carrera Andrade (1903-1978), Gonzalo Escudero (1903-1971), Alfredo Gangotena (1904-1944), César Davila Andrade (1919-1967), Jorge Enrique Adoum (1926) y Euler Granda (1935) son algunos de los principales exponentes.

Ojalá estas breves líneas colaboren, desde este humilde espacio, a la difusión de la poesía ecuatoriana. La literatura de esta nación sudamericana merece la posibilidad de llegar a una mayor cantidad de lectores.