Ayer hablamos sobre la poesía latinoamericana y, dentro de ese marco, hicimos referencia al escritor chileno Pablo Neruda (1904-1973). Sin dudas, el autor de “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” es uno de los poetas más reconocidos a nivel internacional.

Vicente HuidobroClaro que Neruda no es el único autor ilustre que nació en el territorio chileno. Él y otros tres escritores han sido incluidos en un grupo que se conoció como “Los Cuatro Grandes de la Poesía Chilena”, donde la crítica reunió a los poetas más importantes del siglo XX para Chile. Gabriela Mistral, Vicente Huidobro y Pablo de Rokha completan esta especie de seleccionado de las letras.

Lo curioso es que distintas circunstancias han vinculado a estos cuatro autores a lo largo de sus vidas. Cuando Mistral era directora del Liceo de Niñas de Temuco, recibió la visita de un adolescente que estaba interesado en mostrarle sus poemas. Se trataba de Neftalí Reyes, quien quedaría en la historia bajo el seudónimo de Pablo Neruda.

Mistral y Neruda también compartieron el privilegio de haber sido galardonados con el Premio Nobel de Literatura, el reconocimiento más importante al que puede aspirar un escritor.

Neruda, de Rokha y Huidobro, por otra parte, compartieron militancia en el Partido Comunista. De todas formas, la relación entre estos autores estuvo más cerca de la confrontación que de las coincidencias. De Rokha consideraba que Neruda era un oportunista burgués, dedicándole incluso poemas agraviantes como “Tercetos dantescos”.

Huidobro también se distanció de Neruda (y del Partido Comunista), a quien calificó con ironía como “poeta romántico”, en un intento por desmerecerlo. Cabe destacar que Neruda no permaneció callado ante los ataques de los poetas: en 1938 escribió un texto titulado “Aquí estoy”, donde denunció la existencia de una especie de su campaña contra su persona.

Como podemos apreciar, el talento literario no fue suficiente para que estos grandes poetas pudieran forjar una relación de afecto y amistad. Sin embargo, sus poemas les permitieron trascender a lo largo de los años y formar parte un mismo grupo.