Roberto Godofredo Christophersen Arlt fue un novelista, dramaturgo, periodista e inventor argentino que nació el 26 de abril de 1900 en Buenos Aires y vivió gran parte de su infancia y adolescencia en el porteño barrio de Flores.

Roberto ArltSe ganó la vida como pintor de brocha gorda, luego como ayudante en una librería, aprendiz de hojalatero y peón en una fábrica de ladrillos. También ingresó a la Escuela de Mecánica de la Armada, pero fracasó en esos estudios. Cabe destacar que, pese a que a los ocho años ya escribía sus primeros relatos, Arlt abandonó la escuela primaria en tercer grado.

En 1916, gracias a su afición a la escritura, se volcó al periodismo, ocupación con la que intentaría resolver sus problemas económicos y a través de la cual pudo tomar contacto con los círculos literarios porteños. Sus crónicas y aguafuertes han logrado describir con maestría el Buenos Aires de los años ’20, narrando historias de rufianes, prostitutas y conventillos. Arlt escribió para los diarios “Crítica” y “El Mundo” y, desde 1928 a 1935, se dedicó a sus columnas diarias “Aguafuertes porteñas”, que luego fueron recopiladas en un libro con el mismo título.

En 1926 publicaría “El juguete rabioso”, una de sus grandes obras y que está considerada por muchos como “el punto de partida de la novela argentina contemporánea”. Años más tarde publicaría otras novelas, como “Los siete locos”, “Los lanzallamas” y “El amor brujo”.

Enviado por “El Mundo”, en 1935 Roberto Arlt viajó a África y a España, donde escribió las “Aguafuertes españolas”. Siete años después, el 26 de julio de 1942, el escritor murió en Buenos Aires a causa de un ataque cardíaco. Luego de su muerte, su hija Mirtha le donó a la Biblioteca de Berlín los manuscritos y textos originales de su padre.