Curiosidades sobre Roberto Arlt

Curiosidades sobre Roberto Arlt

El 26 de julio del año 1942 fallecía Roberto Arlt, un escritor controversial y llamativo. He pensado que sería interesante escribir un artículo acerca de algunas cuestiones puntuales de su biografía que pueden verse transcritas en su obra.

La importancia de los primeros años en el desarrollo de la personalidad

Si la infancia tiene una importancia sublime en el desarrollo de la afectividad, al leer a Arlt podemos descubrir que en sus primeros años las muestras de afectos que se le prodigaron fueron casi nulos. En cambio el trato severo, el castigo al incumplimiento de los mandatos familiares y las frustraciones cotidianas, fueron moneda más que corriente para él.

A partir de ahí, con un sistema emocional absolutamente débil y herido, fue desarrollando una personalidad reservada que le impidió expresar su afectividad en el futuro. Posiblemente porque aprendemos lo que vemos, las primeras experiencias son fundamentales y si te bloquean emocionalmente desde el momento del primer llanto es muy difícil que puedas revertir eso, por mucho que te lo propongas. Por eso, escribimos, porque los seres más heridos, que más sufren ese tipo de infancias suelen ser también los más sensibles y los que más en contacto se encuentran con sus sentimientos, aunque sean incapaces de ponerlos en palabras.

Después de esa infancia viene el desgarramiento que produce todo abandono. El ser conscientes de esa experiencia, de ese desamor, puede ser uno de los dolores más difíciles de superar. En el caso de Roberto, sea posiblemente uno de los responsables de que se haya volcado con esa insistencia en una literatura lúgubre y dolorida. Donde la soledad, las vejaciones y la indiferencia de los seres que debían amarte y protegerte parecen ser destacables.

Al no tener una familia a la que aferrarse, en la cual sentirse contenido y protegido, no pudo tener una vida estable, y entonces se vio condenado a una vida fantasmagórica, acompañado solo por esos personajes taciturnos y ruines.

Si tomamos en cuenta este comienzo, podemos descubrir y comprender más a fondo las razones de su obra. Además, sus relatos dejan en evidencia los mecanismo de Arlt por proteger su sistema emocional. Podía dividirse en cientos de personajes, descargando ira y otros sentimientos (prohibidos) sin que se notase su presencia y su total conformidad en los mismos. Y es que ésta es seguramente una de las mejores formas en las que la literatura puede salvarte.

Curiosidades sobre Roberto Arlt

Denuncia social y fantasía

Otra cosa llamativa en Arlt es lo fantástico en su obra. Si bien al leer «El juguete rabioso» podemos sentirla absolutamente realista; en todas sus obras podemos descubrir rasgos de fantasía alucinantes. ¿Acaso el deseo de recuperar o retornar a esa infancia perdida? La fantasía adentrándose en el terreno de lo real en Arlt sorprende y cautiva. Supongo que es ésta una de las características de su obra que más me gusta, además de su enorme crítica a los prejuicios sociales y su potente carga de denuncia.

Si nos centramos en su obra «Los siete locos», por ejemplo, encontraremos una férrea crítica a la sociedad argentina; una novela sin precedentes y a la que es muy difícil comparar con otras de características semejantes. De hecho, podemos encontrar muchísimas novelas posteriores que claramente se han inspirado en ella e incluso han buscado parecérsele, sin conseguirlo.

Esta obra escrita en los albores de una nueva era, el período de la posguerra, pero con los vestigios que la crisis económica de 1930, fue material más que suficiente para desorientar a la pequeña burguesía y para dejar en evidencia que ciertos cambios eran imprescindibles si se deseaba construir un país nuevo.

Sus personajes son individuos comunes que se ven impotentes frente a los desmanes y artimañas de la sociedad burguesa, la cual los oprime y los obliga a fusionarse, a dejar de ser seres individuales. Y es a causa de ello que las personas, con el fin de sentir el vértigo del ser y detener el tiempo que fluye sin sentido, arrojan su ira contra los otros hombres, que se encuentran tan desposeídos como él. Si tenemos en cuenta que Arlt vivió una vida regada de privaciones económicas y emocionales, podemos descubrir que su empeño por poner en palabra a esos personajes fue la mejor forma que encontró de salvarse a sí mismo de la opresión que sentía.

Curiosidades sobre Roberto Arlt

Con elementos tan sutiles como los últimos coletazos del romanticismo y el decoro, pueden servir de timón para comprender el enorme universo que había sabido construirse Arlt, sobreponiéndose a través de la literatura a las inclemencias de la vida y al abandono, aunque no a la tristeza, que siempre lo caracterizó.

Arlt es un referente clave para comprender la historia de la literatura argentina, ya que fue uno de los primeros que, utilizando un lenguaje coloquial porteño actual (el de su tiempo), fue capaz de crear una obra literaria absolutamente rica. Demostrando que no hacen falta ser fieles a la tradición de la narratología para ser un escritor con todas las letras.

En lo que respecta a la estructura. Sus obras gozan de esas formas vanguardistas que se impondrían años más tardes en la literatura latinoamericana. Pese a no haber escrito en cantidad, algunas de sus obras son consideradas fundamentales en la hispanoliteratura, entre las misma podemos mencionar además de las ya citadas: «Los lanzallamas», «El amor brujo» y decenas de cuentos y relatos.

Es suya la frase que dice:

Creo que es la mejor forma de cerrar este artículo. Arlt escribía con la misma pasión que amaba, aunque se crea que era frío, la sensibilidad presente en su obra nos demuestra lo contrario. Su mejor forma de expresar sus emociones era a través de la escritura. Por tanto, creo que la mejor forma que tenemos de conocerlo es a través de sus historias.

Este año celebramos el 71 aniversario del fallecimiento de Arlt. ¿Qué mejor forma que recordarlo que leyéndolo? Los animo a comenzar con «El juguete rabioso», considero que es la mejor forma de adentrarse en su obra.

Curiosidades sobre Roberto Arlt



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.