“Los gremlins”, “Charlie y la fábrica de chocolate”, “James y el melocotón gigante”, “Matilda”, “Las brujas”, “El gran gigante bonachón”, “Hombre del Sur” y “Relatos de lo inesperado” son sólo algunos de los títulos que hicieron famoso al escritor Roald Dahl, un novelista británico que nació el 13 de septiembre de 1916 en Gales.

Roald DahlSu formación académica estuvo dividida en varias etapas. Primero estudió en la Escuela de la Catedral de Llandaff, luego en la St. Peter’s School y, más tarde, en la Repton School. Tras finalizar sus estudios, dedicó tres semanas a explorar Terranova junto a un grupo llamado Public School’s Exploring Society.

En el plano laboral, Roald comenzó a ganarse la vida en 1934 como empleado de la empresa petrolífera Royal Dutch Shell. Años después, cuando estalló el conflicto de la Segunda Guerra Mundial, cambió de actividad para unirse a la Royal Air Force, donde fue nombrado oficial y terminó la guerra como Wing Commander.

En 1942, época en la que fue transferido a Washington D.C. como agregado militar aéreo, Roald Dahl descubrió su afición por la escritura al crear el cuento “Pan comido”, que apareció publicado en el “Saturday Evening Post” el 1 de agosto de ese mismo año. Tiempo después, el nombre original sería reemplazado por “Derribado sobre Libia”, frase que le imprimía más dramatismo a la obra.

En cuanto a la vida afectiva del escritor puede destacarse que estuvo casado durante treinta años con la actriz estadounidense Patricia Neal, con quien tuvo cinco hijos. A poco de haberse separado, Dahl volvería a disfrutar del matrimonio junto a Felicity Ann d’Abreu Crosland, la mejor amiga de su primera esposa.

Víctima de leucemia, este hombre comprometido con los campos de la neurología, la hematología y la alfabetización, falleció en su casa de Oxford el 23 de noviembre de 1990, dejando un extenso legado literario dentro del cual, muchas de las obras fueron adaptadas con éxito al cine y a la televisión.