Los cuentos completos de Roald Dahl

Los cuentos completos de Roald Dahl

¿Quién no disfrutó de la lectura de Matilda? Imagino que en esta niña se reflejaron las historias de miles de niños que se sintieron incomprendidos y tuvieron que inventarse universos paralelos a la propia realidad para poder soportar la existencia. Recientemente se han publicado los Cuentos Completos de Roald Dahl. Supongo que redescubrir el mundo de este autor es sumamente aconsejable para adultos y niños.

Una joya de Alfaguara

La editorial Alfaguara acaba de sacar un libro con más de cincuenta relatos de Roald Dahl.
Muchos de los cuales ven la luz por primera vez en nuestro idioma. Un libro que nos permite internarnos en el universo enrevesado de este autor y disfrutar de su expresividad, clara y melancólica.

La escritora española, Elvira Lindo, expresó en su crítica:

Pequeña biografía Roald Dahl

Roald Dahl nació en Gales el 13 de septiembre de 1916 y falleció en Oxford el 23 de noviembre de 1990. Se lo considera como uno de los novelistas británicos más importantes de su generación. Ha cultivado un estilo propio que se presta tanto para la lectura infantil, como para el público adulto. Entre sus obras más importantes pueden mencionarse «Matilda», «Charlie y la fábrica de chocolate», «Las brujas» y «James y el melocotón gigante».

De todas formas sus registros no fueron únicamente narrativos, también hizo su incursión en la poesía y publicó tres libros para niños de este género. Se llamaron: «Cuentos en verso para niños perversos», «¡Qué asco de bichos!» y «Puchero de rimas».

Los cuentos completos de Roald Dahl

Por otro lado, entre los libros de corte adulto podemos mencionar «Mi tío Oswald», «Historias extraordinarias» y «Volando solo».

Durante su infancia, la muerte fue una importante huésped de su casa. Cuando tenía cuatro años, falleció su hermana (tres años mayor que él) de apendicitis y pocas semanas después, su padre de una fuerte neumonía.

Por si las anécdotas contadas en Matilda nos resultaran exageradas, en su escuela fue testigo y víctima de castigos innumerables; producto de una educación sumamente estricta. Tal es así que el propio director del centro al que asistía, en una ocasión los castigó a él y a otros niños con un bastón, después de que ellos colocaran un ratón muerto en un tarro de dulce en un negocio del pueblo. Por esta razón, su madre lo sacó del colegio.

Pese a su gran tentación por el mundo de las letras, no se entregó a ellas hasta 1942. Antes tuvo muchos y diversos trabajos, incluso se alistó en el ejército y combatió para el fuerte británico como piloto de avión. Cuando lo trasladaron a Washington, desató su pasión por la escritura y se dedicó a la labor periodística. Su primer relato que vio la luz se llamó «Pan comido» y narraba un accidente que había padecido mientras conducía una avioneta en suelo libanés. Incidente que casi había acabado con su vida.

En lo que respecta a su vida amorosa, estuvo casado durante treinta años con Patricia Neal, una actriz americana. Con ella tuvo cinco hijos. Uno de ellos, de nombre Olivia, falleció como consecuencia de una encefalitis cuando tenía siete años.

Los cuentos completos de Roald Dahl

La solidaridad y la enfermedad

Además de abocarse a la escritura con ardua dedicación, Dahl estuvo involucrado en una investigación que intentaba desarrollar un dispositivo que ayudara a aliviar los dolores de los niños que sufrían de hidrocefalia. El mismo, posteriormente recibió el nombre de válvula de Wade-Dahl-Till, por los tres hombres que habían participado en su desarrollo. Cabe mencionar que uno de los hijos de Dahl había sufrido un accidente en la infancia que le había provocado el desarrollo de esta enfermedad.

Además, participó de diversos proyectos solidarios; la mayoría de ellos enfocados a ayudar a niños con diferentes problemas. Interesándose sobre todo por la neurología, la hematología y la alfabetización. Al fallecer, su labor social fue continuada por la Roald Dahl Foundation.

Los cuentos completos de Roald Dahl

La narrativa de Roald

En la narrativa de Dahl podemos encontrar un dejo de la de los hermanos Grimm. Claramente se ha nutrido de las historias de estos; sin embargo, en Roald hay más realismo. Un despiadado y apabullante realismo que dota a sus historias de una verosimilitud que te hiela.

Lo infantil y lo macabro tienen un lugar destacable dentro de su obra. Para cuya expresividad sus herramientas más utilizadas fueron el humor negro y los finales sorpresivos. Cabe mencionar que muchos de sus cuentos fueron escritos especialmente para ser publicados en importantes revistas de la época, como Ladies Home Journal, Harper’s, Playboy y The New Yorker.

Los cuentos completos de Roald Dahl

Posiblemente Dahl era un niño que emocionalmente no había terminado de crecer. Impulsivo, con ciertos pensamientos extremistas y que se sentía muy dañado en lo más profundo de su ser.

De otra forma no podría explicarse que sus historias, la gran mayoría de ellas, estén contadas con un desde un punto de vista infantil. Como si solamente hubieran podido aflorar de la mente de un niño. Esto es visible incluso en sus historias para adultos, donde el abuso de poder o autoridad también se hace presente y donde nunca faltan los villanos.

Ahora, Alfaguara nos permite redescubrir a este impresionante narrador. Mientras tanto les dejo un vídeo donde podrán escuchar a múltiples lectores opinando sobre Roald Dahl.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.