Nació en Pergamino, Provincia de Buenos Aires, República Argentina, el 31 de enero de 1908. Recibió el nombre de Héctor Roberto Chavero, pero adoptó el de Atahualpa Yupanqui, en memoria de los últimos gobernantes incaicos.

Atahualpa Yupanqui
Se mudó de muy pequeño a Agustín Roca, localidad cercana a Junín, y a los diez años, a Tucumán. Retornó a Junín a los diez años, por la muerte de su padre. Allí comenzó a estudiar guitarra con Bautista Almirón, destacándose muy pronto.

A la edad de dieciocho años, recorrió el país mostrando sus dotes artísticas. Desde 1931 hasta 1934, sufrió el exilio en Uruguay. En este último año, volvió a su país natal, residiendo alternativamente en Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca, Salta y Jujuy.

Contrajo matrimonio dos veces: con María Martínez y con Paule Pepin Fitzpatrick, quien colaboró con su marido bajo el seudónimo de Pablo del Cerro.

Fue cantante, cantautor, guitarrista y escritor.
Se enroló en el comunismo aunque luego fue expulsado del mismo.
Entre 1946 y 1949, luego de que viera la luz su primer libro, “Piedra sola” (1940), sufrió la cárcel y la censura.

Atahualpa Yupanqui
Sus canciones revelan un claro compromiso con la realidad sociopolítica, y entre ellas, podemos citar: “Viene clareando”, “El arriero”, “Zamba del grillo”, “La añera”, “La pobrecita”, “Milonga del peón de campo”, “Camino del indio”, “Chacarera de las piedras”, “Recuerdos del Portezuelo”, “El alazán”, “Indiecito dormido”, “El aromo”, “Le tengo rabia al silencio”, “Piedra y camino”, “Luna tucumana”, “Los ejes de mi carreta”, Tú que puedes vuélvete”, “Cachilo dormido”, “Las preguntitas” y “Sin caballo y en Montiel”.

Entre los libros aparecidos entre 1940 y 1992 se cuentan: “Piedra sola” (1940), “Aires indios” (1943), Cerro Bayo (1953), “Guitarra” (1960), “El canto del viento” (1965), “El payador perseguido” (1972) y “La Capataza” (1992).

El famoso intérprete, Jorge Cafrune, lo eligió como autor de sus cantos. Trascendió a la gloria como el más renombrado folklorista argentino.

Falleció en Nimes, Francia, el 23 de mayo de 1992.

Poemas de Atahualpa Yupanqui en Poemas del Alma