La escritora afroamericana Alice Malsenior Walker, una autora de perfil feminista que en 1983 fue distinguida con el Premio Pulitzer por “El color púrpura”, nació el 9 de febrero de 1944 en el seno de una numerosa familia de ascendencia cherokee, escocesa e irlandesa afincada en Eatonton (Georgia).

Alice WalkerLa infancia de esta mujer que tuvo como padres a Willie Lee Walker y a Minnie Talulah Grant no fue fácil, pero con el tiempo ese periodo la llevó a aprender, a crecer y a transformar sus recuerdos en disparadores de contenidos literarios.

Según se cuenta, sus traumas comenzaron a partir de los efectos de un juego con sus hermanos que no resultó divertido, sino peligroso porque le afectó la visión y le dejó una cicatriz que la llevó a aislarse para no sentirse discriminada por otros niños de su edad.

Entre 1967 y 1976, quien fuera estudiante de la Universidad de Atlanta gracias a una beca estuvo casada con el abogado y defensor de los derechos humanos Mel Leventhal. Fruto de esa unión nació Rebecca, una afamada escritora que se ha alejado de su madre hace varios años debido a que, de acuerdo a sus dichos, su progenitora ya no está interesada en ella.

A Alice Walker, una mujer que no tiene reparos en confesarse bisexual ni en involucrarse en la defensa de los derechos de las personas cuestionadas por su diversidad sexual, étnica o racial, se la conoce en el mundo de las letras gracias a obras como “Meridiam”, “Una vez”, “En posesión del secreto de la alegría”, “Por la luz de la sonrisa de mi padre”, “En busca de los jardines de nuestras madres: prosa de mujeres” y “Lo que amamos es insalvable”, además de por la ya mencionada novela “El color púrpura”, la cual fue traducida a numerosos idiomas e inspiró la creación de una película.